Existe una vieja creencia que nos ha hecho pensar que el pelo perfectamente alisado y sin nada de friz, es lo único aceptado socialmente en materia de moda. Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad que este pensamiento, ya que, hoy en día el pelo rizado es una tendencia muy común que nos permite lucir distintos tipos de peinado.

Por esto, para lograr unos rizos perfectos, es esencial tener entre nuestros accesorios del cabello, rizadores de calidad que nos permitan peinarnos de diferentes maneras y que sobre todo nos ayuden a lucir una melena saludable con mucho volumen.

Por esto, a continuación, te mencionaremos algunos tipos de peinados que puedes hacerte si cuentas con un buen rizador entre tus accesorios de peluquería.

Rizos delgados y con volumen

Para empezar, si lo que quieres conseguir es rizos delgados y apretados, debes torcer tu cabello antes de enrollarlo alrededor del rizador. Es muy efectivo para las chicas que quieren rizos más tupidos.

Este tipo de peinado también es apropiado para quienes quieren darle más volumen a su cabello.

Rizos modernos y menos estructurados

Si quieres lucir un peinado más moderno y unos rizos más casuales que no se vean tan de muñeca, te recomendamos que no uses la pinza del rizador y enrolles tu cabello alrededor de la vara con unos centímetros afuera para que no se encrespen al estilo antiguo.

Un peinado que dure todo el día

Si quieres estar peinada todo el día y que los rizos no se te deshagan en ningún momento, lo ideal es que antes de rizarte el cabello utilices laca profesional y la rocíes por todo tu pelo, ya que, el calor del rizador hará que el efecto de la laca dure más tiempo y los rizos no se dañen al pasar las horas.

Peinado playero

Si quieres tener un peinado más suelto y que se vea natural, te recomendamos que una vez que pases el rizador, tires suavemente el rizo hacia abajo. Hazlo antes de que se enfríe para que se suelte más fácilmente.

Un peinado rápido

Por último, para conseguir rizos fáciles y rápidos, recoge tu cabello en una cola de caballo alta y riza la cola. Una vez que los rizos se enfríen, suelta la cola de caballo, sacude tu cabeza, y ordena tu cabello usando tus manos.

Como ves, existe una amplia variedad de peinados fáciles de hacer con un rizador de cabello que puedes utilizar en tu rutina diaria sin necesidad de estar quemando tu cabello constantemente tratando de alisarlo. Así que, adquiere un rizador de cabello profesional y verás lo fácil que será peinarte y verte espectacular.