Las patologías de la construcción son diversas y pueden generar distintos problemas sobre todo en los tejados y cubiertas de las viviendas o edificaciones, lo cual coloca en riesgo toda la estructura de una obra en caso de que no se tomen los correctivos a tiempo.

Por eso es importante reparar a tiempo desde una pequeña gotera o filtración, así como impermeabilizar por completo un tejado para evitar daños graves futuros. Sin embargo, indistintamente del problema que se genere en la cubierta, es necesario aplicar las técnicas correctas para solventar la patología o realizar una reparación integral.

Rehabilitar las cubiertas protege las construcciones de daños estructurales a futuro

En cualquier caso, el mantenimiento de una obra de construcción es primordial para conservarla en excelentes condiciones y tenga mayor durabilidad en el tiempo, de ahí la importancia de practicar las rehabilitaciones en los tejados o cubiertas.

No obstante, es recomendable hacerlo con especialistas en este tipo de trabajo como www.gtb-rehabilitaciones.es/, GTB es una empresa de rehabilitaciones, de reparación de tejados y fachadas. El usuario podrá conseguir mayor información sobre los servicios que ofrecen en la página web anteriormente mencionada.

En este sentido, los problemas que van apareciendo en las cubiertas de las edificaciones o viviendas es primordial repararlas de forma inmediata, por lo que , ya que si se mantienen por largo tiempo se empeora el problema y terminan siendo más cara las rehabilitaciones. En estos casos lo mejor es contar con GTB, es una empresa de rehabilitaciones líder en el sector.

¿Cuáles son los principales problemas que aparecen en las cubiertas?

Definitivamente son distintas las causas que generan patologías en los tejados de las viviendas, pero uno de los factores del cual se derivan mayores problemas son los errores en los cálculos o por una inadecuada concepción constructiva. Mientras que durante la ejecución del proyecto, uno de los elementos que puede derivar problemas futuros en la construcción es la falta de control y profesionalidad.

También se producen filtraciones en los tejados por la incorrecta elección de materiales, así como por la falta de conservación adecuada en el tiempo y las labores de limpieza. Asimismo, un desastre natural puede afectar esta área física.

Otros factores de deterioro importantes

Es necesario destacar que el factor principal que causa el deterioro de las cubiertas es la presencia de humedad, ya que el agua es el principal enemigo de una construcción, porque la deteriora de forma rápida.

De igual manera, el envejecimiento de los materiales puede ser otra causa de filtraciones y goteras en los tejados, así como la presencia de insectos en estructuras de madera que debilitan las construcciones.

Tipos de humedades en cubiertas

Cuando en una construcción empiezan a observarse en las áreas internas la presencia de moho, eflorescencias y gotas de agua es sinónimo de que un proceso de humedad se está generando desde las cubiertas, no obstante, este fenómeno se puede generar por condensación, de forma accidental o por capilaridad.

En el caso de la humedad por condensación es originada por la ausencia de un aislamiento o ventilación, por lo cual, los daños suelen atravesar las cubiertas hasta alcanzar en algún punto la temperatura de saturación o de rocío en función de la presión del vapor.

Las filtraciones que aparecen de forma accidental son las generadas por roturas de conductos, provocando que el agua pase al cerramiento.

Finalmente las humedades por capilaridad se producen por una mala instalación de los impermeabilizantes, lo cual produce que el agua se filtre y aparezcan las tradicionales goteras.

¿Cómo realizar un buen mantenimiento de tejados y cubiertas?

Las personas que acostumbran a realizarle a su vivienda un mantenimiento periódico de sus cubiertas o han optado por impermeabilizar los tejados garantizan la ausencia de humedad y filtraciones, así como generan un buen aislamiento.

A continuación se destacarán algunos elementos importantes para mantener en buen estado estas estructuras.

  • Prevenir los efectos de la condensación: cuando el aire circula debajo de las tejas se evita el contraste entre la superficie de la cubierta y la parte inferior para conseguir una correcta ventilación.
  • Canalones sin obstrucciones: lo más aconsejable es colocar una rejilla en la cubierta para que recoja las hojas y los residuos no obstruyan la circulación del agua.
  • Reparar las grietas de una chimenea: cuando un conducto de una chimenea está agrietado, lo mejor es repararlo de inmediato, y en el caso de que el daño sea complejo es aconsejable contratar un profesional.
  • Parchear las cubiertas planas: la impermeabilización suele ser el trabajo típico para proteger las cubiertas. Sin embargo, no es aconsejable extender todo el revestimiento sino más bien colocar un parche adhesivo alrededor de la filtración.

Definitivamente las cubiertas son un área fundamental de una construcción, de ahí la importancia de considerar las técnicas correctas durante su ejecución, así como cuidar de los aspectos de ventilación para que no se genere humedad y posteriormente pueda causar daños a los tejados.

De igual manera es necesario implementar los correctivos adecuados en caso de que se produzca alguna filtración o cualquier otro daño