Consejos imprescindibles para montar un bar

Existen una serie de elementos que se deben valorar si se va a abrir un establecimiento dedicado a la hostelería.

Muchas personas anhelan convertirse en propietarios de un bar. Aunque lo cierto es que comenzar con la gestión y organización de todos los trámites y requisitos, añadido a la responsabilidad que este tipo de establecimiento requieren, puede llegar a ser algo duro.

Por este motivo, antes de abrir este modelo de negocio es necesario ser conscientes de cuáles son los requisitos que se deben tener presentes.

Puntos clave que se requieren para abrir un bar o restaurante

Requerimientos necesarios:

Licencia para vender bebidas alcohólicas

La mayoría de las licencias para vender bebidas alcohólicas cuestan dinero, por lo que es necesario contar con algo de capital. También, en función del ayuntamiento, esta licencia puede tardar bastante tiempo, por eso lo mejor es solicitarla al comenzar, de esta forma durante todo el proceso de creación del bar ya se estará tramitando de manera legal sin necesidad de esperar.

Otra opción que puede acelerar el proceso es no montar un negocio de restauración desde cero, sino acceder a uno que esté en proceso de traspaso, así se podrán heredar ciertos trámites anteriores.

Selección y preparación

Antes de comenzar lo primero es pensar qué modelo de negocio de restauración se quiere montar: bar, restaurante o un club nocturno. Una vez elegido habrá que elaborar un plan de negocios. Uno de los puntos más importantes es realizar una investigación de mercado. Hay que fijarse en la competencia y determinar por qué los grupos de personas acuden a esos negocios, para así elaborar los servicios que ellos ofrecen.

También es importante buscar una buena ubicación, el lugar idóneo que encaje con la temática del proyecto que se quiere realizar. Por ejemplo, un restaurante con una carta cara y selecta no encajaría bien en una zona universitaria.

Financiamiento

El financiamiento es indispensable para abrir un bar y garantizar un funcionamiento exitoso, sobre todo al principio. La cantidad que se necesitará dependerá de si se comienza desde cero o si se parte con la base de un local traspasado. Se debe contar con un capital para poder gestionar todos los gastos durante los primeros seis meses, que es el tiempo que se estima para que un bar comience a generar beneficios.

Experiencia

Es un rasgo que valorar, conseguir experiencia previa en la industria de la hostelería y del servicio antes de montar cualquier negocio de esta índole. La falta de conocimiento es la segunda causa de fracaso en esta industria.

Por ese motivo lo mejor es trabajar en diferentes puestos antes de lanzarse a dirigir un negocio propio, de esta forma las cosas no serán ajenas.

Códigos de sanidad

Es imprescindible cumplir con los protocolos de salud. Cada departamento local realizará una serie de inspecciones regulares y para que el establecimiento permanezca abierto debe superar cada punto de la normativa vigente del país.

Las regulaciones sanitarias en este campo son muy rigurosas y estrictas, pues se juega con la salud de las personas, por ese motivo se debe estar muy informado sobre ellas para poder aplicarlas así al negocio.

Consejos

Montar un negocio de cualquier ramo es sacrificado, pero los establecimientos de restauración lo son aún más debido a los horarios en que deben operar. Lo mejor antes de comenzar es hablar con la familia, valorar los pros y los contras entre todos los miembros, para así decidir si se está dispuesto a realizar esa inversión que es tanto económica como personal, debido al tiempo que se necesita.

Otro punto para valorar es el personal con el que se contará para la realización de las diferentes funciones. Es necesario que las personas anhelen el éxito, que tengan vocación y además experiencia en el sector. El buen servicio es una de las claves para que un bar triunfe.

Equipamiento básico para montar un negocio de restauración

Para rendir de manera óptima en un bar se necesita de un buen equipamiento que se puede conseguir en una tienda de hostelería.

Determinar cuáles son los equipos que se necesitarán dependerá en gran medida del modelo de bar que se quiera abrir, lo que significa que no requerirá lo mismo un bar de tapas, que una cervecería o una cafetería.

El equipamiento puede tan básico, sofisticado o completo como se requiera, además la capacidad de cada equipo dependerá del uso que se le vaya a dar al mismo.

Equipamientos habituales:

  • Coima de gas (son más rápidas y efectivas)
  • Freidoras industriales
  • Sillas de interior o sillas de terraza (dependerá del local que se monte)
  • Fregaderos (varios y de acero inoxidable)
  • Lavavajillas
  • Tostadoras
  • Hornos y microonda
  • Vitrinas para conservar productos fríos
  • Mesas
  • Botelleros
  • Neveras y congeladores
  • Cafeteras
  • Cuberterías, cristalería y vajillas

Existen más materiales, pero tal y como se ha mencionado anteriormente los detalles de cada uno dependerá del servicio que se ofrezca en ellos.