Dormir bien es una gran necesidad para nuestra salud y hacerlo en una buena cama es imprescindible. Una de las razones de dormir mal de muchas personas es que poseen una cama inadecuada, por eso es importante contar con una buena cama para mejorar la salud y calidad de vida.

Los médicos señalan que hay que dormir unas ocho horas al día, es decir, un tercio del día completo, pero ¿cómo hacerlo con una cama en malas condiciones? Por eso hay que buscar a expertos que ofrezcan camas de diferentes tipos y modelos para poder escoger el que mejor se ajuste a tus expectativas.

Las mejores camas a los mejores precios

Uno de los motivos más importantes a la hora de decidir cuál cama comprar es el precio.

Es evidente que hay camas baratas pero de mala calidad. La mejor opción es adquirir una cama como las que puedes ver en elreydelascamas.es, donde se muestra un amplio catálogo de camas convencionales, camas abatibles, sofás camas, cunas para bebés y todo lo necesario para dormir bien.

Una buena cama debe garantizar la salud de la espalda, por lo tanto el colchón no debe ser ni demasiado duro que afecte la postura normal de la columna pero tampoco demasiado blando como para ocasionar malas posturas.

Además, una buena cama debe estar hecha con materiales que impidan la proliferación de ácaros y gérmenes que afectan la piel y ocasionan alergias.

Si el bebé llora mucho por las noches es posible que el colchón de la cuna no sea adecuado y le esté ocasionando problemas.

Además, una buena cuna debe estar hecha con materiales de calidad y lo suficientemente alta para que no tengas que doblarte en exceso para atender al bebé.

Hay muchos modelos de camas a disposición de cada una de las necesidades, pero vamos a ver dos de las más solicitadas.

Canapés abatibles: la mejor solución en espacios reducidos

Si tu dormitorio es pequeño o vives en un apartamento tipo estudio ya conoces lo importante que es aprovechar al máximo el reducido espacio que tienes. Esto se hace imprescindible si posees escritorios, una nevera, algún mueble, televisor y demás artículos.

¿Dónde colocar la cama? La mejor solución a este problema es comprar canapes abatibles, que son camas con un abatible tapizado y que pueden guardarse dentro del armario o debajo de otro mueble… ¡y problema resuelto!

Con un canapé abatible es posible tener hasta una buena cama de matrimonio sin ocupar mucho espacio. Incluso hay modelos para niños, de manera que el canapé abatible se puede utilizar hasta para guardar los juguetes.

De esta manera se logran muchas ventajas. Por ejemplo garantizar un espacio despejado mientras no se esté usando, son fáciles de abrir y cerrar, sirven como complemento de otros muebles como el armario, los diseños van acorde con el resto de la decoración y son mucho más baratas que las camas tradicionales.

Sofás cama: una alternativa ideal

Pero si recibes visitas a menudo o simplemente el espacio que dispones es tan reducido que ni siquiera puede tener un canapé abatible, entonces la mejor solución es comprar sofas cama, ya que este mueble cumple con dos funciones, servir de asiento principal y desplegarse en una cómoda cama para dormir.

Los sofás cama pueden ser individuales o de matrimonio y se despliegan con mucha facilidad.

Hay sofás cama sencillos como el modelo Dugar Home Valencia y Liverpool que solamente hay que abrirlos para convertirlos en una placentera cama, pero también están los elaborados sofás cama el modelo Rihana, Nora, Katherine, Lilian que son más voluminosos y cómodos.

De esta forma y sin importar el tamaño reducido del espacio de nuestra vivienda, los invitados podrán dormir cómodamente en sofás cama. Y si el espacio lo permite, se pueden comprar dos o más sofás cama y convertir ese estudio en un cómodo lugar para vivir.

La importancia de dormir en una buena cama

Como hemos explicado al principio, gran parte del secreto de una buena salud es dormir adecuadamente y esto se logra con una buena cama, incluyendo las camas abatibles y los sofás cama.

Los colchones que acompañan las camas pueden ser de espuma o de resortes, pero en ambos casos los colchones tienen una fecha de caducidad, entonces hay que revisar las instrucciones del fabricante para que las camas sean usadas de la forma correcta y duren el mayor tiempo posible.

Una mala postura al dormir o simplemente no dormir lo suficiente ocasiona graves problemas para la salud, como desgaste físico, dolores musculares, envejecimiento prematuro, desórdenes hormonales, presión alta, dolores de cabeza, en fin, toda una serie de patologías que se pueden evitar con una buena cama, bien sea abatible o sofá cama.

Comprar una buena cama garantiza una salud y un descanso correcto.