Toda una tendencia: combinar estampados de animales salvajes con plantas tropicales. Foto: Erismann/DTI/dpa-tmn

(dpa) – Pequeños monos rojos saltan de hoja en hoja y unos tigres se mueven por la pared verde: En papel pintado la moda apunta ahora a motivos selváticos y a animales exóticos como papagayos, felinos salvajes o monos.

En muchos empapelados se ven plantas y flores tropicales en colores fuertes. «Los motivos florales ya existen desde hace diez años. Pero ahora el tema se sigue desarrollando en el papel pintado», dice Karsten Brandt, gerente del Instituto Alemán del Papel Pintado.

«Ya no se ven más hojas grandes, verdes. Los motivos ahora tienen más animales, más colorido. Todo se ve más afiligranado y diverso», añade.

Colores brillantes sobre fondo negro

Muchas veces las plantas están pintadas sobre un fondo oscuro, en parte incluso negro. «De esa manera, el mundo selvático se ve más mítico y los colores resaltan más», dice Brandt.

En parte, todo esto recuerda trabajos de laqueado asiático, pero en parte también a obras del principio de milenio.

Ahora estos motivos son muy llamativos. Por eso no todos querrán empapelar grandes superficies con ellos. «La gente se anima más a usar estos motivos en espacios pequeños como un pasillo o el baño de huéspedes», señala Brandt.

Ubicar motivos llamativos con destreza

Claro que, sin abusar, los mundos selváticos también pueden aportar un toque especial a un rincón o una pared en habitaciones más grandes.

«Son menos adecuados, eso sí, para espacios útiles como la cocina. Van mejor en un salón porque tienen un efecto muy acogedor y en parte elegante», sostiene Brandt.

Eso sí. Quien elija estos motivos debería tener una cosa muy en claro: Las paredes desnudas y claras suponen un contraste demasiado fuerte, explica Brandt.

Lo mejor es combinar las otras paredes de la habitación con estos motivos, por ejemplo, a través del color o de otro empapelado.

«Muchas veces se ofrecen colecciones completas de papeles pintados. Así se pueden encontrar variaciones de colores unitarios de un motivo que quedan bien con el otro».