Foto: Sina Schuldt/dpa-tmn

(dpa) – Alquilar un coche en las vacaciones es una muy buena opción porque nos permite conocer mejor el lugar que visitamos. Pero es importante no dejarse guiar exclusivamente por el precio al elegir un modelo online, porque muchas veces la gran sorpresa llega cuando lo vamos a retirar: ahí es cuando nos avisan que hay que pagar seguros adicionales, que el kilómetro extra tiene un precio desmedido, etc.

Para elegir la compañía y el modelo, lo ideal es utilizar un buscador que permita aplicar filtros diferenciados. El kilometraje libre, las reglas de recarga de combustible y la puntuación de las compañías son cuestiones básicas a tener en cuenta.

Los expertos recomiendan además tomar un seguro que cubra todo, no uno con franquicia. Si bien suele costar un poco más, puede valer la pena.

Portales que comparan

Los precios varían mucho según la compañía. En Europa, dependiendo de dónde se busque, la diferencia de precios puede ser de hasta 400 euros. De hecho muchas veces es más caro alquilar el auto a través de la web de una compañía que a través de los portales que comparan precios. En Europa suelen utilizarse el Auto Europe, CarDelMar y Sunny Cars, que no tienen una flota propia pero nuclean ofertas.

Dicen que no tienen el modelo que alquilé

Puede suceder que la empresa diga que no está disponible el modelo que usted alquiló y que le ofrezca otro de mayor categoría – por mayor precio. Los especialistas dicen que en ese caso es importante insistir en que uno alquiló otro modelo y, de no haber otra salida, exigir que a más tardar se entregue el modelo correspondiente al día siguiente en puerta. Si se llega a ese acuerdo, es importante asentarlo por escrito.

No es muy recomendable optar por otra compañía en el lugar. Si bien uno puede reclamar el pago ya hecho, es difícil recuperar el dinero cuando se trata de compañías extranjeras.