Los niños pasan mucho tiempo en su dormitorio. Utilizado para dormir, jugar y estudiar, este espacio debe ser un reflejo de su pequeña personalidad.

No porque sea una habitación para niños se debe escatimar en estilo. Esta estancia debe ser elegante, práctica, divertida, acogedora y cómoda, así los niños crecerán en un entorno feliz.

Decorar una habitación para niños abre un nuevo mundo de emocionantes posibilidades de diseño, incluso en espacios pequeños. Es la excusa perfecta para ser tan audaz, valiente o fantasioso como quieras, y liberar a tu niño interior.

Ya sea una habitación de chicas, un dormitorio de niños o la estancia de un bebé, hay muchas ideas que se pueden aplicar, de muebles a accesorios, como los vinilos de la pared.

Con algo de presupuesto y mucha creatividad, se puede transformar la habitación de un niño en un espacio de fantasía. Prueba con estas ideas y ¡Que comience la diversión!

Mini galerías de arte con marcos de fotos

Las paredes se pueden decorar de muchas maneras, pero una de las más originales es colocar varios marcos de fotos de diferentes tamaños y diseños para crear una mini galería de arte. Es una tendencia, y la mejor parte es que no cuesta una fortuna.

Los marcos pueden ser monocromáticos o llenos de color, dependiendo del gusto del niño, y cada marco puede incluir una foto, una imagen, un dibujo del niño, o cualquier cosa que se quiera.

Vinilos decorativos infantiles para todos los gustos

Gracias a los vinilos infantiles se puede personalizar la habitación con lo que más les gusta a los pequeños.

Hay diseños para todos los gustos y edades, para bebés, niños pequeños, niños grandes y adolescentes.

Decora al instante esa pared desangelada que estaba vacía con vinilos de todos los colores y tamaños, con sus animales, pasatiempos o lugares favoritos. Su colocación es muy sencilla, y tienen un precio bastante asequible.

Decora con patrones distintos

Una manera muy fácil de agregar personalidad a cualquier habitación para niños, es añadir diferentes tipos de patrones.

Esto se puede hacer mediante la adición de coloridos cojines, de diferentes formas y patrones.

Los cojines se pueden colocar por el suelo, para que los niños se sienten, encima de las camas, o de las sillas o sofás. Las alfombras son otro complemento con el que jugar con los patrones y crear un alegre espacio de juego.

Diferentes tipos de muebles

No hay porqué comprar todos los muebles de la habitación a juego. De hecho, poner cada uno con un diseño diferente, o incluso utilizar algún mueble antiguo, puede lograr un efecto ecléctico, mezclando estilos vintage y modernos.

Si los muebles son demasiado antiguos, se puede optar por renovarlos o repararlos, creando un mueble totalmente personalizado para los más pequeños.

Los mejores detalles hechos a mano

Lo DIY está de moda, y se puede poner en práctica para crear la decoración infantil que siempre quisiste en tu habitación.

Muchas veces son pequeños detalles, pero los pequeños detalles son los que marcan la diferencia.

Hacer tus propios cuadros imprimiendo imágenes para después enmarcarlas, crear guirnaldas de papel con diferentes formas, o pompones con tu tejido favorito, es una manera barata, fácil y muy divertida de decorar cualquier habitación. Incluso puedes pedirles a ellos que te ayuden y hagan sus proyectos favoritos.

La cabecera personalizada

La cabecera de la cama es una de las partes más importantes de una habitación. Puedes diseñar y fabricar tu propia cabecera, simplemente necesitarás unos simples materiales: un tablero DM, una bonita tela, espuma de relleno, pegamento para tela y una grapadora.

Hay muchos tutoriales que te enseñan cómo llevar a cabo tu idea paso a paso. ¡Te sentirás como un verdadero tapicero!

Lo puedes simplificar o complicar tanto como quieras, dependiendo de tu habilidad con las manos.

Pintura creativa para decorar la pared

En lugar de pintar la pared de un sólo color, ¿por qué no eres un poco creativo y optas por utilizar tres o cuatro colores diferentes? Las rayas verticales son una buena manera de aportar color y decorar una pared.

Puedes ir un paso más allá enmarcando el centro de la pared con molduras, y pintando lo de dentro con franjas, creando un punto focal de forma instantánea.

Un móvil infantil personalizado

Si la habitación es de un bebé, puedes crear un móvil infantil personalizado, en poco tiempo y con muy poco dinero. Con cartulinas de colores, fieltro, hilo y pegamento, podrás crear maravillosos diseños para tu bebé.

Los pájaros, las mariposas y las formas geométricas son actualmente los diseños móviles más comunes del mercado. Pero puedes utilizar cualquier otro diseño de tu elección.

Estas son sólo algunas ideas que puedes poner en práctica, pero el mundo de la decoración infantil es muy extenso. Simplemente deja volar tu imaginación y empieza a decorar.