María Uranga, Head of Personal Shoppers de Lookiero, asegura: “La moda de invierno suele inclinarse hacia tonos neutros por la practicidad de combinar las capas que se deben llevar para proteger el cuerpo del frío”, pero también confirma que durante los días de frío se puede resaltar la piel y el rostro agregando toques de color a los outfits invernales, y aquí explica cómo se hace.

Burgundy, el aliado más estiloso

Para no romper demasiado con el ‘código’ del invierno y tampoco dejar que la piel de porcelana pase desapercibida, el color perfecto es el burgundy. Las tonalidades oscuras con toques rojizos o morados son ideales para resaltar las pieles claras de una manera muy elegante. Por eso, María Uranga recomienda: Dar un toque de este color a los outfits de la temporada Otoño-Invierno, en un cardigan, con un sombrero, en botines o incluso en los labios”.

Mostaza para atraer los rayos de sol

Las chicas morenas también tienen un color que hace resaltar su piel y su cabello en cualquier temporada del año, y que además es una tonalidad de tendencia que arrasará en invierno: el amarillo tostado o mostaza.

Para dar un toque de calidez a los días de frío, María Uranga recomienda llevar prendas de color mostaza o de algún color tierra, incluso algún elemento con animal print de leopardo, asíse obtiene el toque trendy de color necesario para brillar en invierno.

Para destacar entre la multitud, rojo brillante

El que sin duda será el color estrella de la temporada es el rojo en sus tonalidades más brillantes: carmín, terracota y fresa; y lo mejor que tiene esta tendencia invernal es que este color favorece a todas las pieles, porque las hace ver más iluminadas y saludables.

Para llevar el rojo durante la época de frío, con estilo y resaltar entre la multitud, Uranga recomienda hacerse con un abrigo rojo fresa y con unos estilosos botines de charol en carmín.

Para lucir femenina y elegante, azul es el color

Un tono que no es extraño ver en invierno es el azul en casi todas sus tonalidades, y eso no es casualidad, porque es perfecto para darle a cualquier outfit un poco de alegría.

Según María Uranga, “La clave para llevar el azul y sacarle el mejor partido al color de piel es saber escoger cuál es la tonalidad que mejor sienta. Por ejemplo, las morenas pueden lucir femeninas y muy chic utilizando el azul en sus tonalidades más pasteles; mientras que las chicas de piel más clara lucirán estilosas y elegantes llevando prendas en azul índigo o azul marino”.