En la actualidad muchas empresas se han dedicado a ofrecer el servicio de diseño de páginas web. Sin embargo, para posicionar una marca en Internet de acuerdo a los criterios de búsqueda de Google se deben integrar algunos elementos importantes relacionados con la estructura del contenido, la velocidad de la web y su capacidad de adaptación a distintos dispositivos móviles.

Cuando un diseño web está enmarcado en un plan de acción concreto y atendiendo a las principales características que exige el gigante Google para su indexación, el crecimiento en visitas y ventas es una consecuencia prácticamente inmediata, ya que permite que la marca se proyecte sin límites en un mercado altamente competitivo.

Diseñar más allá de la calidad estética

Si bien es cierto, las artes gráficas son elementos importantes que se deben destacar en un diseño web. La velocidad y el efecto responsive también son fundamentales para posicionar de forma eficaz un contenido en Internet. Para eso es necesario conseguir un buen hosting o alojamiento web que cuente con un servidor con una capacidad de carga elevada, así como con una estructura gráfica y de texto adaptable a los diferentes formatos de los dispositivos electrónicos móviles y ordenadores portátiles.

Es importante que un diseño web esté acompañado de un profesional en posicionamiento para garantizar un funcionamiento óptimo de la página web, ya que este especialista conoce las estrategias para lograr un mayor rendimiento y posicionamiento en Google. Es preciso considerar que para esta multinacional de productos y servicios online, los elementos estéticos no son los únicos factores relevantes para que un contenido digital sea atractivo al usuario, sino que es necesario también que cargue rápido y sea accesible a cualquier dispositivo móvil.

Características importantes de un buen diseño web

Un diseño web con criterios bien definidos debe responder de forma clara a los objetivos de la marca e incluir las estrategias correctas para alcanzar un posicionamiento importante en Internet. Para eso, el desarrollador deberá prestar atención a diversos elementos que le añadan a la página web, más que atractivo, una funcionalidad excepcional.

  • El texto y las imágenes que se incluyan en el diseño web deben ser claras y proyectar los objetivos de la marca para que el usuario se sienta atraído y mantenga su atención en el contenido.
  • Es importante que sea intuitiva, para que los usuarios no tengan que adivinar dónde está la información que necesitan.
  • El contenido debe ser de calidad.
  • La estructura se debe reflejar bien en distintos formatos para su fácil lectura y comprensión.
  • El diseño debe integrar artes gráficas atractivas que proyecten la calidad y confiabilidad de la marca.

¿Cómo crear un diseño web responsive?

Para que una página web sea adaptable a cualquier dispositivo móvil es necesario que cuente con una estructura que se adapte a los distintos formatos de los dispositivos electrónicos, y para eso es indispensable redimensionar y situar los elementos de la página web de acuerdo al ancho de cada equipo, para mejorar la experiencia del usuario y garantizar una correcta visualización del contenido web.

Esta técnica reduce el tiempo de desarrollo, evita los contenidos duplicados y aumenta la viralidad de la marca, porque la información es más fácil de compartir entre usuarios. Sin embargo, es importante que el desarrollador no incluya algunos elementos que ralentizan la carga en los móviles. Se debe crear tamaños de contenido fluidos y evitar efectos que pueden afectar el rendimiento de la página web.

Importancia de la velocidad de carga de una página web

De acuerdo a la multinacional Google, el tiempo promedio de espera de un usuario en Internet mientras carga una página web es de tres segundos, lo cual es un dato importante para posicionar de forma óptima un contenido digital. Asimismo, la experiencia del usuario es un factor clave para conseguir lo que se denomina en Internet conversión, lo cual no solo se traduce en ventas, sino en comentarios y respuestas de los clientes.

Para que una página web cargue con facilidad debe tener un buen alojamiento web que cuente con discos duros SSD, compresión GZIP y buenos sistemas de caché. También se deben optimizar las imágenes de la web, analizar los plugins, buscar plantillas que ofrezcan un buen soporte y evitar los scripts externos. De estos factores se deriva la importancia de que el diseño web responda a cada uno de estos de estos elementos, para que el contenido digital se destaque en Google y el usuario no se agote esperando para visualizar la información que ha consultado.

Ciertamente, la velocidad y la técnica responsive siempre deberán estar dentro de los principales criterios que utilice el diseñador para crear una estructura idónea de un contenido digital. Sin duda, un diseño web que responda a estos dos elementos  tiene un camino adelantado para captar clientes potenciales, y en consecuencia, aumentar las ventas de una empresa.