¿Cómo reparar tu disco duro?

El disco duro es la parte más importante de nuestras computadoras, ya que es el dispositivo electrónico donde se guarda la información que se procesa en el ordenador, incluyendo tanto el sistema operativo como las aplicaciones. El sistema de grabación que se emplea para almacenar los datos digitales es magnético y está compuesto por uno o discos, Estos están unidos por un eje que gira a una velocidad muy alta dentro de una caja metálica que le sirve de protección.

Al ser una parte esencial de cualquier ordenador, se nos hace indispensable conocer cómo se puede reparar cuando falla. En la página reparardiscoduro.net puedes encontrar toda la información que necesitas para llevar a cabo las reparaciones de tu disco duro según el problema que esté dando.

En la web reparardiscoduro.net te explican detalladamente qué hacer para cada caso concreto: reparar disco duro desde CMD, comandos para reparar el disco duro en CHKDSK, cómo reparar disco duro que no arranca, incluso tendrás información en reparardiscoduro.net de cómo reparar tu disco externo de Mac, por poner solo unos ejemplos.

Componentes físicos que tienen un disco duro

Para saber cómo reparar un disco duro, debemos conocer cuáles son las partes físicas que lo componen y entender cómo funcionan cada una de ellas.

Los platos son los elementos donde se guarda la información y se disponen en forma horizontal. Cada plato consta de dos caras, que son superficies magnetizadas, una cara es la superior y otra la inferior. Habitualmente están construidos en metal o cristal y para guardar la información cuentan con celdas magnetizadas de forma positiva o negativa (1 o 0).

El cabezal de lectura es el componente que hace la labor de lectura o escritura. El disco duro tendrá uno de estos cabezales por cada cara de plato, así que, si tenemos dos platos, el disco duro contará con cuatro cabezales de lectura. Estos cabezales no hacen contacto con los platos, ya que si esto llegase a ocurrir el disco se rayaría y se dañarían los datos. Cuando los platos giran, lo que sucede es que se crea una fina película de aire que imposibilita el contacto o entre ellos y el cabezal de lectura.

Los brazos mecánicos son los elementos que se ocupan de sostener los cabezales de lectura. Son los encargados así mismo de permitir el acceso a la información de los platos con el desplazamiento de los cabezales de lectura de forma lineal, siempre desde el interior al exterior. Este movimiento es sumamente rápido.

Existen dos motores en el interior de un disco duro, uno que es el encargado de hacer girar los platos, a una velocidad que va habitualmente entre 5000 y 7200 revoluciones por minuto (rpm), y otro que permite el movimiento de los brazos mecánicos.

Además de los elementos mecánicos que hemos ido enumerando, el disco duro también cuenta con un circuito electrónico que gestiona varias funciones, como son el posicionamiento del cabezal y la lectura y escritura de este. También se encarga de establecer la comunicación entre el disco duro y el resto de componentes del ordenador.

La memoria caché es un chip de memoria integrada en el circuito electrónico y que sirve para realizar el intercambio de información de los platos físicos hasta la memoria RAM. Sirve para agilizar el acceso a la información física. Por último, tenemos los puertos de conexiones que se localizan en la parte trasera del disco.

Es importante conocer todos estos componentes de nuestro disco duro en el caso de que tengamos que repararlo físicamente si alguna de estas piezas falla o no está interconectada apropiadamente con el resto. Pero además de fallos físicos dentro del mismo ordenador pueden existir otro tipo de problemas, y tanto unos como otros encuentran su solución en la página web que hemos referenciado al principio de este artículo, reparardiscoduro.net.

El disco duro nos permite almacenar la información y, aunque es algo a lo que hoy en día estamos acostumbrados y lo consideramos de uso cotidiano, es realmente una de las maravillas de la ingeniería moderna que nos ha permitido desarrollar la tecnología actual que conocemos.

En un disco duro se puede almacenar toda una vida de fotografías o tu música favorita, en el plano personal, así como los documentos y archivos sobre los que se sustenta todo un entramado empresarial, en el plano profesional. Lo que tenemos claro es que sin este desarrollo tecnológico la sociedad nos ería lo que es hoy día y debemos dedicarle el tiempo que se merece para conocerlo en profundidad y ser capaces de repararlos por nosotros mismos o conocer a los profesionales que nos ofrezcan la garantía suficiente de que harán un buen trabajo al mejor precio posible como son los que encontraremos en la citada dirección web reparardiscoduro.net.