Foto: Robert Michael/dpa-Zentralbild/dpa

(dpa) – Cuando los padres dejan el móvil a un niño para que juegue o vea una película, quieren asegurarse de que el pequeño no acceda a otras aplicaciones. Para proteger sus teléfonos y tabletas, Android ofrece la función «Fijar pantalla», que fija una aplicación en primer plano e impide salir de ella para utilizar otra.

El proceso para activarla es muy sencillo. En primer lugar, hay que habilitar la función en la configuración de «Seguridad». Dependiendo del aparato, se puede establecer allí mismo que el dispositivo se bloquee directamente o que solicite el PIN si alguien desactiva la función.

Para fijar una aplicación, hay que iniciar la misma y luego entrar a «Recientes» (últimas aplicaciones abiertas) pulsando el área correspondiente en la barra de navegación. En el borde superior derecho de la imagen en miniatura de la aplicación hay un pequeño ícono para iniciar la fijación, o bien para abrir un pequeño menú en el que se puede encontrar la función para fijar la aplicación.

En la mayoría de los casos, se puede desactivar la fijación de la aplicación presionando los botones «Atrás» y «Recientes» simultáneamente. Dependiendo del modelo, el dispositivo se desbloquea directamente o solicita ingresar PIN o contraseña.