Cómo enseñar a los más pequeños a montar en bicicleta

A lo largo de nuestra vida hacemos muchas actividades que nos aportan buenos recuerdos, una de ellas es contar a los demás como aprendimos a montar en bicicleta, obviamente los tiempos han cambiado y ahora todo es mucho más sencillo y seguro; entra en babycoches y podrás descubrir algunos consejos para enseñar a tus hijos, primos y a los más pequeños de la casa.

Andar en bici es deporte y diversión, pues no debemos olvidar que también es una actividad ideal para sociabilizar con otras personas o con otros niños, ¿quién no ha hecho amigos jugando a las carreras o quién no ha ido de paseo en bicicleta con otras personas a lo largo de su vida?; el mundo sobre dos ruedas se ve siempre de otra manera, y es una actividad importante en nuestras vidas, y no solamente durante el verano, hay sitios en muchas ciudades o pueblos en los que podemos disfrutar de parques, playas, sendas o carriles especiales para ciclistas. La bici es movilidad y libertad a la hora de desplazarse y un estilo de vida para muchas personas, por eso, siempre que se pueda, debemos intentar que nuestros pequeños aprendan de manera segura a rodar y a respetar tanto las señales como su entorno.

De cuatro a dos ruedas

Muchos de los que hemos aprendido a montar en bici hemos pasado de las cuatro a las dos ruedas, es el método más seguro y que más confianza aporta, pues lo primero de todo y lo mejor es perderle el miedo a los pedales, cada uno a su ritmo y a su manera, pues no debemos olvidar que hablamos de ocio y diversión, por tanto el “proceso” nos sirve para disfrutar y para aprender jugando.

El terreno es importante que sea seguro para los niños, lo ideal es comenzar en el patio de casa o en un parque en el que haya una superficie segura, ir al lado del niño, en un principio, y equiparlo con un casco y algunos protectores nunca está de más, pero lo fundamental es que la bici sea de un tamaño que se ajuste siempre a la edad del niño o de la niña, poder tocar con los pies el suelo es fundamental a la hora de generar confianza, y mucho más cuando comenzamos nuestras aventuras sobre ruedas.

Una vez que los más pequeños comienzan a manejarse con soltura y en función de lo que vayamos viendo podemos optar por retirar una de las dos ruedas auxiliares o las dos, pero no olvides que es importante ser paciente.

Más diversión sobre ruedas

Una vez que ya sabemos andar en bici las nuevas opciones de ocio van creciendo, a muchas personas les encanta compaginar la bici con los patines, hoy en día también son tendencia y parte de la nueva movilidad los patinetes eléctricos, pero para ello es importante saber mantener el equilibrio, el aprendizaje previo en bici puede ayudarnos a la hora de usar otro medios.

Los coches eléctricos para niños también son otra opción segura y divertida que siempre harán las delicias de los más pequeños, los hay de todo tipo, color y precio, tanto para niños como para niñas, y son seguros, estables y cuentan con grandes e interesantes prestaciones, sin duda un aliciente más para ellos o ellas, en babycoches.es podrás encontrar un coche eléctrico Range Rover Evoque para niños con Licencia Oficial Land Rover, que además es un vehículo infantil de 12v con control remoto y Bluetooth para reproducir música desde tu teléfono móvil al coche de batería.

El Range Rover Evoque lo puedes comprar en color rojo, blanco y rosa y en menos de 48 horas podrás tenerlo en casa, para que los más pequeños lo disfruten

Cuenta con 2 años de garantía para el producto y siempre tendrás las piezas de recambio que necesites. Además Babycoches dispone de servicio técnico propio, hablamos del complemento perfecto para niños con ganas de disfrutar al volante y para amantes de la movilidad eléctrica.
.