Foto: Martin Meiners/Volkswagen AG/dpa

(dpa) – Los conductores del eterno Golf de Volkswagen ya pueden ajustar el aire acondicionado sin quitar las manos del volante. La automotriz alemana incorpora el control de voz para regular la temperatura del interior del vehículo cuando los ocupantes sienten demasiado frío o calor.

La última versión del Golf llega con numerosos equipamientos de alta tecnología, pero esta es la primera generación en la que el coche responde a órdenes simples como «pies calientes», «pies fríos» o «manos calientes» regulando el aire acondicionado.

El sistema también reconoce otras instrucciones, como por ejemplo «sube la temperatura cuatro grados» o «hay una corriente de aire».

El sistema dispone de varios micrófonos en el habitáculo, por lo que es capaz de captar la voz de los pasajeros o del conductor, que ya no es el único en poder regular el aire acondicionado inteligente, un equipamiento que ya es habitual en coches de alta gama.

El Golf es el primer coche de tipo utilitario que ofrece este sistema, sin embargo, el nuevo modelo dispone de un deslizador táctil para aquellos conductores que todavía prefieran los mandos manuales.

Según Volkswagen, las funciones se activan solo de forma temporal y después el sistema vuelve a los ajustes anteriores del aire acondicionado.

En la presentación del modelo, el fabricante de Wolfsburgo aseguró que la idea es que el bienestar del conductor y los pasajeros mejoren en el menor tiempo posible.