Foto: Doreen Hassek/dekoreen.blogspot.de/dpa-tmn

Se avecina una gran fecha, el fin de año, y siempre es bueno tener algo nuevo y curioso para llevar adonde vayamos a celebrar. ¿Por qué no probar con unos muffins salados y totalmente inesperados? Además, cuanto menos vajilla haya que ensuciar, ¡mejor! Estos muffins son ideales para sorprender al anfitrión y para aportar algo a una mesa de festejos en la que cada uno puede servirse a su ritmo.

Esta es la receta perfecta para preparlos. Salen riquísimos y se pueden comer fríos o tibios.

Ingredientes para 24 muffins:

1 paquete de masa de pizza preparada, 5 cebollas, 250 gr de panceta, 6 huevos, 250 ml de crema, nuez moscada, sal, pimienta, 1 cucharada de aceite.

Preparación:

1. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Cortar círculos de la masa de pizza utilizando un vaso o un moldecito. Que esa base sea del tamaño de la base de los muffins. Colocarla dentro del molde para hornear.

3. Cortar en cuadritos la panceta, picar la cebolla y rehogar ambos en un poco de aceite.

4. Batir los huevos con la crema y añadirles la mezcla de la panceta con las cebollas. Condimentar con nuez moscada, sal y pimienta.

5. Rellenar los moldes de muffin con esa mezcla y hornearlos unos 30 minutos. Pueden degustarse ni bien se retiran del horno o llevarlos a la fiesta y comerlos fríos. Son perfectos.