Publicado el “Estudio del Viajero Español”

Varios turistas junto al Palacio de la Almudaina de Palma de Mallorca durante el primer día de uso obligatorio de la mascarilla en Baleares. – Matias Chiofalo

(EUROPA PRESS) – Los españoles están haciendo reservas más tardías, con viajes más cortos y dando prioridad a la cancelación gratuita, además de las medidas de seguridad e higiene, a la hora de programar sus vacaciones este verano, según se desprende del ‘Estudio del Viajero Español’ realizado por Elviajerofigon.com.

La mayoría de los encuestados, el 57%, reconoce que con el verano empezado aún no había reservado sus vacaciones. Muchas decisiones han sido de última hora con preferencia para destinos costeros –53% frente al 29% rural y el 18% urbano–.

A la hora de concretar destino, las plataformas de reserva ‘online’ son la opción mayoritaria (42%). Los factores que más pesan para confirmar son la posibilidad de cancelar de manera gratuita (30%) y las medidas de seguridad e higiene (26%).

Ambos se sitúan a nivel general por delante tanto de las valoraciones de otros usuarios, que pierden fuerza, como del factor estrella habitual hasta ahora, el precio, aunque entre los más jóvenes este sigue siendo el elemento decisivo.

En concreto, casi la mitad del grupo de entre 18 y 30 años prevé gastar entre 250 y 500 euros y solo un 30% espera superar esa cantidad. Ese porcentaje se duplica en los siguientes grupos de edad, también influido por el coste de viajar en familia.

La mayoría prevé viajar en coche (54%) y en familia (40%). Además, casi un 25% afirma que no compartirán ninguna foto a través de redes sociales.

Un 57% de los encuestados manifiesta que, sin los efectos de la pandemia, hubiera elegido el extranjero para pasar unos días estos meses de julio y agosto. Entre ellos, son precisamente los habitantes de comunidades turísticas –Baleares, Galicia, Cataluña y Canarias– los que más prefieren destinos internacionales.