Es común que los dueños de pisos en edificios de cierta antigüedad, se aboquen a su reforma y rehabilitación. Esto, a fin de hacerlos más simples y funcionales, ajustándoles a los requerimientos de la vida diaria. O sencillamente para ajustar la estética a los gustos personales. Esto sucede principalmente en los edificios de construcción antigua, muy comunes en las principales urbes del país.

Antes que nada, conviene establecer en qué consistirá la restauración en cuestión. En este sentido, se debe determinar cuáles serán los espacios a modificar y los materiales que requerirá. Esto, debe definirse junto de la mano del profesional que corresponda en cada caso.

Así, en todo proyecto de rehabilitación, se debe contar con profesionales como electricistas, pintores barrio del pilar Madrid o fontaneros, entre otros. Esta es indiscutiblemente, la mejor manera de obtener buenos resultados. Así como, prevenir imprevistos y desviaciones de presupuesto a lo largo de las obras a realizar.

Servicios de fontanería

Aspectos relacionados con las tuberías y desagües, son uno de los que más preocupa a quienes adquieren una vivienda de segunda mano. Pues, en el caso de algunos pisos estas pueden ser de cobre o hierro, lo cual puede traer todo tipo de inconvenientes.

Por ello, para determinar si es necesario reemplazar las tuberías, se debe acudir a la opinión experta de fontaneros profesionales como Aspol en Madrid. Según si se trate de tuberías externas o empotradas, será necesario intervenir suelos y paredes.

Sin embargo, en algunos casos, el especialista puede optar por alternativas menos invasivas para reformar el mal estado de las tuberías. Esto dependerá, por su puesto, de la gravedad en el deterioro del sistema de tuberías del piso en cuestión.

Por otra parte, se debe tener en cuenta que el baño es la habitación más crítica en relación a tuberías y desagües. Si bien, entorno a la restauración, es posible realizar modificaciones en la pintura o el mobiliario, consiguiendo estupendos resultados estéticos. Sólo una tuberia 100% operativa, evitará inconvenientes como atascos, filtraciones o humedades en las paredes. Por esta razón, en algunos casos la restauración abarca aspectos como cambios en la grifería, el inodoro o la bañera por un plato de ducha.

Cerrajeros

Entre las preguntas frecuentes al hacer una Mudanza, está si los dueños anteriores del piso se habrán quedado una copia de la llave. O incluso se las cerraduras de puertas y ventanas serán fiables. Un lugar nuevo, siempre conlleva cierta inseguridad que sólo puede disiparse a través de los servicios de un buen cerrajero.

En este sentido, toda restauración debe abarcar el cambio de cerraduras según considere el profesional contratado. Esto es algo muy importante, ya que incide de manera directa sobre la seguridad de quienes habitan el piso.

Asimismo, según los requerimientos de cada cliente, es posible necesitar la instalación de puertas de seguridad. La adecuación de cajas fuertes en el lugar, es otra de las posibles tareas requeridas durante la restauración de un piso.

Profesionales en la reparación de tejados

Tan detestables como los atascos o cerraduras averiadas son las reparaciones de cubiertas y tejados en Madrid. Estas suelen hacer referencia a goteras, filtraciones y techos en mal estado. En este sentido, una de las reformas más frecuentes en el caso de pisos, especialmente los antiguos, es la impermeabilización de estos.

Así, entre las principales funciones de un especialista en la reparación de tejados se encuentra el aislamiento y cubierta de la vivienda. Además se encargan del estado de canalones, salidas de gases y chimeneas.

Este tipo de servicio resulta fundamental, debido al impacto estructural que los problemas en la permeabilización pueden ocasionar. Sin embargo, la existencia de un inconveniente de este tipo, no siempre salta a la vista.

En consecuencia, este tipo de profesional debe ser el primero en llamarse. En general, el primer paso será llevar a cabo un estudio en profundidad de las condiciones y estado general del tejado o la azotea. Posteriormente, el profesional formulara las soluciones más viables según la situación que presente.

Electricistas

Una adecuada instalación eléctrica, no sólo supone una mayor comodidad en el día a día. También conlleva un ahorro en el consumo energético, y por tanto en la factura a pagar a final de mes. En este sentido, al restaurar un piso conviene contratar los servicios de un electricista que verifique el estado de la acometida del lugar.

Pues, según el tiempo que pueda tener el piso, esta puede encontrarse deteriorada. O bien, tratarse de una instalación inadecuada para la cantidad de aparatos eléctricos que se emplean hoy en día de manera cotidiana.

Así, el electricista, deberá realizar las verificaciones pertinentes, para determinar los pasos a seguir. En general, esto puede abarcar desde el cambio completo de la instalación, o sólo algunos de sus elementos como el cuadro de mandos.

Pintores expertos

Todo proceso de restauración lleva implícito una buena mano de pintura, pues este es el toque final para un resultado óptimo. Desde luego, dada su importancia, esto debe dejarse en manos de pintores expertos.

De esta forma, no sólo se consigue resultados insuperables, los profesionales de la pintura lo hacen, además en tiempo record. Asimismo, dependiendo del área pintar y las necesidades cada piso, el pintor es capaz de ofrecer la asesoría pertinente. Esto a fin, de escoger el tipo de pintura y color que más se adapte tanto a las exigencias del cliente como a la propia reforma.