Foto: Aaron Leitz/Creative Matters/dpa-tmn

(dpa) – Parece madera pero no lo es: los pisos de plástico representan actualmente la mayor competencia para parqués, pisos laminados y, sobre todo, alfombras. Se llaman Luxury Vinyl Tiles (LVT) y son el producto de moda.

Estos nuevos pisos ya no se ven como los viejos pisos elásticos de plásticos como PVC o caucho. Más bien los fabricantes imitan aquellas superficies en las que les gusta pararse a las personas en su casa, como baldosas y pisos de hormigón pero sobre todo verdaderos pisos de madera y laminados.

A su pesar, la tendencia de los LVT está en auge, según afirma Sonia Wedell-Castellano, directora de proyecto de la feria mundial más importante de alfombras, moquetas y revestimientos para pisos, Domotex, que se celebró entre el 10 y el 13 de enero en la ciudad alemana de Hannover.

«Los LVT ofrecen innumerables posibilidades y diseños valorados por los usuarios. Lo más gracioso es que la mayoría elige justamente los que imitan la madera», dice.

DURADEROS, FÁCILES DE MANTENER, RESISTENTES

Pero, ¿cómo puede ser que se prefiera un material artificial que parece madera en vez de la madera? Más que nada porque estos pisos de plástico son duraderos y fáciles de limpiar. Por ahora, se los ve sobre todo en oficinas y hospitales.

Pero para el hogar surge ahora esta variante nueva e interesante, los Luxury Vinyl Tiles. Estos productos están conformados por varias capas, lo que le permite al fabricante jugar con las superficies y darles una estructura perceptible.

Además, los pisos de LVT no vienen en rollos, como los demás pisos elásticos, sino en forma de cuadrados, como las baldosas, o tablones, como la madera. Esto abre un mayor abanico de posibilidades para su colocación.

Por otra parte, los expertos que asistieron a la feria indicaron que otra nueva tendencia es la variedad de diseños. Si bien muchas personas siguen evitando los colores fuertes para los pisos, según Wedell-Castellano en el caso de las alfombras se animan a más.

ALFOMBRAS DE EFECTO BORROSO

El desarrollo en las alfombras orientales demuestra cuánta variedad de colores y formas hay. Los patrones tradicionalmente abigarrados de estos productos son actualmente borroneados. Es por eso que se los comercializa como «erased», que significa «borrado» en inglés.

«Se modifican los colores y se eliminan algunos dibujos», describe la tendencia Franz ten Eikelder de la Asociación de Expertos Alemanes en Alfombras Orientales.

Desde el sector afirman, sin embargo, que el interés de los consumidores en las alfombras y sobre todo en los alfombrados decrece. De todas formas, muchos siguen eligiendo las alfombras, y no sólo por moda, sino por sus efectos en la acústica.

PISOS QUE ATEMPERAN MEJOR LOS RUIDOS

La analista de tendencias Susanne Schmidhuber explica que las alfombras atemperan los ruidos y se ven confortables.

El sector concentra actualmente sus esfuerzos en mejorar la sensación de confort de los usuarios en relación al piso de la habitación. Algo muy valorado es la capacidad de un piso de absorber sonidos o reducir el sonido de las pisadas.

«Los fabricantes prestan además mucha atención a reducir las sustancias dañinas», informa Schmidhuber. Se consideran especialmente importantes la sustentabilidad y la ecología. Por eso se usan cada vez más materiales naturales como cáñamo, cretona, colza y ricino, entre otros.

Por Simone Andrea Mayer (dpa)