(dpa) – La pandemia del coronavirus afectó los planes de viaje de personas de todo el mundo, y algunos hoteles de Camboya están ofreciendo paquetes de estancia a aquellas que quedaron atrapadas en la capital durante las celebraciones del Año Nuevo jemer.

Vistas de Phnom Penh, Camboya, desde la piscina de la azotea del hotel Penh House. Foto: Penh House/dpa

A medida que el nuevo coronavirus continúa propagándose y reduciendo el tráfico aéreo, el hotel boutique Penh House de Phnom Penh, en la capital de Camboya, ve como entran pocas nuevas reservas y muchas cancelaciones, reporta Carola Krainz, consultora de marketing hotelero.

Como respuesta a esta situación, Penh House lanza el concepto de «staycation» (un término a medio camino entre estancia y vacaciones) por 49 dólares la noche y 250 dólares la semana (45 y 230 euros, respectivamente), mientras toma medidas preventivas para mantener sanos a los huéspedes y al personal.

«Las estancias a largo plazo fueron creadas para ofrecer un entorno seguro y asequible a los viajeros internacionales que se vieron obligados a prolongar sus estancias en Phnom Penh», dice Krainz, quien añade que los residentes en la capital también son bienvenidos a pasar las vacaciones de Año Nuevo en el hotel.

La experta explica que el gimnasio y el spa están cerrados, pero que los huéspedes del hotel pueden descansar junto a la piscina de la azotea y disfrutar cada día del desayuno, manteniendo al mismo tiempo la preceptiva distancia de seguridad con las demás personas.

Camboya canceló las festividades oficiales del Año Nuevo jemer, que debían comenzar el 13 de abril, en un esfuerzo por limitar la propagación de la enfermedad. El gobierno camboyano también restringió los viajes de los civiles entre las provincias de todo el país al menos hasta el 16 de abril.

Durante el Año Nuevo jemer, millones de camboyanos acostumbran a viajar a sus provincias de origen para visitar a sus familiares y amigos y también para peregrinar a templos budistas para realizar ofrendas y presentar sus respetos a los monjes.

Este país del sudeste asiático lleva confirmados más de 100 casos de Covid-19 desde enero, y la mayoría de los pacientes se recuperaron. No hay notificación de muertes relacionadas con esta enfermedad respiratoria.

El hotel de cinco estrellas Sofitel Phnom Penh Phokeethra también cuenta con una oferta de «estancia perfecta» para dos personas, en la que están incluidos desayuno y minibar de cortesía por 190 dólares la noche.

El hotel cuenta con media docena de restaurantes y bares que ofrecen cenas y cócteles, todos los cuales pueden ser entregados en la habitación.

En otros países han aparecido ofertas similares de alojamiento. En Australia, algunos hoteles de Canberra pidieron a la población local que pase noches en sus habitaciones.

La petición llega después de que las autoridades dijeran que esas estancias estaban permitidas a pesar de las medidas de confinamiento.

«Entendemos la presión de vivir en casa y trabajar desde ella», dice el Hotel Realm de la capital australiana en su página web, a la vez que aclara que de momento sus habitaciones son «solo para la población local».