Los virus, las tormentas eléctricas y las caídas han obligado a las empresas a invertir un 14% más en recuperación de datos.

La necesidad de recuperar datos de discos duros dañados afecta cada vez a más empresas y sociedades. Las causas por las que se puede dañar un dispositivo son múltiples: tormentas, cambios climáticos, subidas de tensión, virus, fallos electrónicos o mecánicos de los dispositivos y sobre todo, caídas del dispositivo.

Los dispositivos de almacenamiento más comunes son los discos duros, es por ello que las averías se concentran en este tipo de dispositivo en un porcentaje superior al 95%.

Las comunidades autónomas que más invierten en recuperación de datos según los datos ofrecidos por Quilare, son la Comunidad de Madrid con un 34% y Cataluña con un 22%.

Debido al gran crecimiento de la empresa, y basándose en estos datos, Quilare se dispone a abrir una nueva sede en Madrid, ampliando sus localizaciones físicas como laboratorio de recuperación de datos, y sirviendo de apoyo a su ya consolidado laboratorio en Murcia.

De esta manera, el trabajo de recuperación de datos se realizará aún más rápido y con mayor eficacia, al contar con un número mayor tanto de personal como de técnicos de laboratorio en las nuevas instalaciones.

La nueva apertura demuestra el desarrollo que Quilare está teniendo en la península, lo que quiere decir que los clientes los respaldan y confían en ellos.

“Llevo trabajando en el laboratorio pocos meses, pero ha sido tiempo suficiente para ver cómo el ritmo de trabajo ha aumentado exponencialmente” cuenta Sonia Baleriola, Customer Support de Quilare. “Cuando empecé hacíamos muchas reparaciones y recuperaciones de datos en Murcia, pero veo necesaria la ampliación del mercado ya que las solicitudes ahora vienen de diferentes puntos de la península”.