El reciclaje se ha convertido en una preocupación para gran parte de la población española. El mundo entero se está concienciando de la necesidad de cuidar el medio ambiente con el fin de remediar todos nuestros errores. Pues al fin y al cabo somos los seres humanos los que estamos destruyendo nuestro planeta y toda la belleza que hay en ella.

La era del reciclaje en el hogar

Aunque la tendencia del reciclaje haya llegado más tarde que en otros países, parece que está calando bastante fuerte. En países europeos como Alemania, Finlandia, Suecia o Hungría, entre otros, la filosofía del reciclaje está emergida en muchos ámbitos de la vida como la moda, los complementos, los electrodomésticos y los muebles. El fuerte consumismo que inunda el mundo nos ¨obliga¨ a adquirir artículos nuevos, pues pasamos a poseer el objeto para después tirarlo cuando nos hemos cansado.

Un estilo de vida basado en el reciclaje supone no sólo la conservación del medio ambiente, sino también un ahorro significativo en el consumo diario. Pensemos que hay multitud de productos que están en buen estado y que realizan su función del mismo modo que lo haría uno nuevo. La diferencia es que el nuevo cuesta 4 veces más y se está generando a partir de mano de obra barata y con recursos que ya son considerados escasos en nuestro planeta.

La creencia y confianza por el reciclaje ha tenido un proceso que ha ido evolucionando hasta día de hoy, aunque aún queda mucho camino por recorrer. La mentalidad sostenible comenzó con los desechos de vidrio y plástico, poniendo en marcha políticas de reciclaje a nivel comunitario e individual en los hogares de quien lo decidiese. Ahora la idea se traspasa a otros ámbitos como el del bricolaje aprovechando recursos que están en buen estado, incluso fabricando muebles a partir de materiales reciclados para aprovechar todos los recursos existentes.

En este artículo de inarquia puedes encontrar ideas originales de muebles fabricados a partir de materiales reciclados. De este modo cualquier persona puede crear su propio mueble ecológico y sostenible adaptable en una decoración moderna.

Cabe mencionar que esto se ha convertido en una moda en cuanto a las tendencias de decoración juntando lo moderno y lo antiguo; lo nuevo y lo viejo; lo elegante con lo informal. De ahí que las tendencias de decoración en el hogar se decantan por esta mezcla que supone a nivel moral respeto por el medio ambiente; así como a nivel estético la última moda en el hogar.

La moda sostenible de los muebles reciclados

La idea de adquirir muebles de segunda mano o fabricar los propios a partir de materiales reciclados parte de la premisa de para qué pagar muebles costosos construidos con materiales de procedencia desconocida cuando podemos crearlos nosotros mismos. Esta tendencia ha ido ganando fuerzas los últimos años gracias a las corrientes en defensa del medio ambiente que permite poner en la práctica políticas domésticas respetuosas y sostenibles.

Los muebles reciclados poseen muchas ventajas, pues son muy económicos fabricados con materiales que hay en casa o que pueden encontrarse con facilidad. Además son respetuosos con el medio ambiente y aportan una perspectiva creativa, original e única. Es ideal para decorar habitaciones con un toque personal a base de muebles como escritorios, estanterías fabricadas con ramas de árboles o armarios con palets; así como objetos decorativos como cabezales de la cama o maceteros. Aunque a esta tendencia ya presente en muchos hogares se junta la incorporación de estos muebles reciclados en cocinas modernas. El contraste de lo nuevo y lo antiguo lleva tiempo destacando entre las tendencias de decoración más originales y atractivas.

Este tipo de muebles y objetos para el hogar están a la orden del día, pues en la mayoría de viviendas hay objetos de los que nadie se quiere deshacer pero tampoco tienen ninguna utilidad. De modo que darle la oportunidad de convertirlo en un mueble es la opción ideal para rescatar un material que resultaba inútil. Pero eso no es todo, sino que este tipo de creación despiertan la creatividad e imaginación de la persona que se pone manos a la hora. Los muebles reciclados suelen ser ingeniosos y bonitos si se pone empeño y dedicación en su fabricación. La clave es escoger las herramientas adecuadas y pedir ayuda si es necesario. El toque final es cosa de cada uno aplicando la pintura y los detalles que más agraden.

La manera más sencilla de construir un mueble reciclado es a partir de palets, pues se trata de un material que puede conseguirse fácilmente y que es muy económico. La madera es un recurso natural no renovable, de modo que cuanto más se utilice, más contribuiremos a la sostenibilidad del planeta. El proceso de fabricación requiere tiempo, pero hoy en día se puede encontrar toda la información necesaria en la red para conocer paso a paso cómo construir el mueble deseado.