Ministro alemán critica programa radical de recortes de Continental

Berlín, 19 sep (dpa) – El ministro alemán de Trabajo, Hubertus Heil, criticó el cierre de la planta de Aquisgrán planeado por el fabricante de neumáticos Continental, según declaraciones publicadas hoy por el diario «Rheinische Post».

«No hay duda de que la industria automotriz ha sido golpeada duramente por la crisis desencadenada por el coronavirus y que se encuentra también en un proceso de transformación», comentó Heil. «A pesar de todo, no tengo comprensión para un programa radical de reducción de empleo en este sector», agregó.

Heil explicó que no ve motivos para el cierre de esta planta en el oeste de Alemania, dado que la fábrica había arrojado resultados positivos.

El ministro señaló que el Estado ya asume una gran responsabilidad en la crisis, por ejemplo, con el subsidio a las empresas mediante el modelo de jornada laboral reducida y el programa de estímulo económico implementado para paliar los efectos de la pandemia. «Este es el momento en el que la cooperación social debería dar prueba de sí misma», recalcó.

«Ahora espero que, amparándose en la crisis, Continental no tome decisiones que posiblemente ya había considerado antes», declaró. Heil opinó que la empresa más bien debería encontrar soluciones dialogando con los sindicatos para preservar el mayor número posible de puestos de trabajo en Alemania.

Bajo la presión del cambio estructural en la industria automotriz y la caída de las ventas por la pandemia, Continental quiere «modificar» 30.000 empleos en todo el mundo, 13.000 de ellos en Alemania. Estos cambios, además la readaptación profesional de los empleados, incluyen muchos recortes o traslados de puestos de trabajo.

Continental, segundo mayor proveedor de autopartes después de Bosch, anunció el martes sus intenciones de cerrar la producción de neumáticos en la planta de Aquisgrán, medida que afecta a unos 1.800 trabajadores.