Más que mapas: Google Maps amplía su oferta de servicios

Foto: Catherine Waibel/dpa-mag

(dpa) – Una carretilla con 99 teléfonos móviles, cada uno con la app de Google Maps abierta y las ubicaciones activadas. Más no necesitó el artista Simon Weckert para engañar a la aplicación de mapas. Hizo que un compañero se paseara a principios de año con la carretilla por algunas calles de Berlín para simular embotellamientos. Y, de hecho, estos aparecieron como líneas rojas en vivo en Google Maps, a pesar de que en esas calles apenas circulaban coches.

«Ya no tenemos un mapa interno y confiamos mucho en las apps», así describe Weckert la crítica detrás de su iniciativa. De hecho, la mayoría utiliza los servicios de mapas junto con los de navegación sin ningún tipo de cuestionamiento. Y eso que sólo son la punta del iceberg. Google Maps hace tiempo que ofrece muchas otras funciones.

– Reservar taxis y pedir comida: quien busque el camino más rápido de un punto a otro a través de Google Maps, descubrirá que además de los medios de transporte públicos también están integradas las apps de taxis. Incluso se pueden encontrar monopatines eléctricos, dependiendo del país.

Mientras tanto, en algunas regiones la app también permite pedir comida y hacérsela traer a casa. En algunos restaurantes también se pueden reservar mesas directamente. Entonces, al hacer click en el local aparece el botón correspondiente.

«Hay muchas informaciones sobre tiendas: horarios de apertura o cantidad de personas presentes en determinados horarios», comenta Patrick Bellmer, del portal alemán de tecnología «Heise Online». Pero no siempre se puede confiar en eso, advierte. Porque más de una entrada y en principio todas las estimaciones no provienen de los propietarios sino de Google mismo.

– Encontrar aparcamiento: para llegar al destino deseado en general Google Maps es bastante confiable. Pero, ¿dónde aparcar? También en ese sentido el servicio promete soluciones. Quien busque «aparacamiento» en el mapa, recibirá una selección de lugares en los alrededores, incluida la información de cuán llenos están.

– Planear rutas en la computadora: la variante de computadora de escritorio de Google Maps muchas veces ofrece aún más funciones que la app. Y, sobre todo, un panorama más general y más comodidad. En la PC se pueden planificar rutas sin problemas y luego enviarlas al teléfono móvil. Además, a través de la variante de escritorio es posible elaborar mapas propios.

– Encontrar carriles para bicicletas y medir desniveles: también los ciclistas tienen un panorama más amplio en la variante de escritorio. Un click sobre la palabra «bicicleta» en el menú hace aparecer todas las ciclovías. Según el destino que se mencione, Maps propone enseguida una ruta en bicicleta. El servicio muestra allí además el perfil de altura de ese tramo.

– Navegar sin Internet o GPS: la ruta ya fue elegida y uno quiere partir, pero la señal de GPS es débil o no se percibe. «Cuando no hay GPS disponible, ayuda la función de realidad aumentada. Entonces Maps muestra el camino desde el punto de vista del usuario en la pantalla. Uno puede, por ejemplo, orientarse por las fachadas de los edificios», señala Patrick Bellmer.

Quien esté de viaje por el exterior o quiera ahorrar datos móviles, también puede descargar mapas relevantes en su teléfono móvil y utilizarlos offline.

Los usuarios de Google Maps reciben una oferta enorme de funciones, pero a la vez le están entregando al servicio gran cantidad de datos. Quien quiera poner un límite a eso, puede navegar en el llamado modo incógnito y desactivar la ubicación. Claro que entonces no dispondrá de algunas funciones o, al menos, no las podrá usar de forma tan confortable.

Por Julian Hilgers (dpa)