Una cerradura en perfectas condiciones es uno de los principales sistemas de seguridad para el hogar o el local comercial. Un elemento que debe contar con el mantenimiento adecuado, ya que de lo contrario nos puede exponer fácilmente al robo y al acceso al interior de la vivienda.

Las cerraduras son el elemento encargado de aferrar la puerta al marco para dotar de seguridad el conjunto. En la actualidad, podemos encontrarnos una serie de sistemas tecnológicos dentro del mercado de las cerraduras, cada uno de ellos enfocados a ofrecer el máximo de resistencia posible ante ataques y manipulaciones externas.

Un cerrajero Sevilla centro es uno de los profesionales encargado de asesorarnos cuál es el mejor tipo de cerradura que se ajusta a nuestras necesidades. A veces resultará necesario combinar una serie de sistemas para conseguir una mayor seguridad. Pero, por lo general, con alguno de los siguientes debería ser bastante.

Las cerraduras cilíndricas o de perfil europeo

Este tipo de cerraduras es uno de los más frecuentes que podemos encontrar en la vivienda. Una cerradura circular que cuenta con un bombín de perla en el que se introduce la llave. Una vez que metemos esta en la cerradura, se levantan las pestañas del cilindro para que podamos abrir la puerta.

Si bien es cierto que son cerraduras muy habituales, hay que asesorarnos bien antes con un cerrajero urgente de Pamplona para comprobar que sea el sistema que mejor se ajusta a nuestras necesidades. Básicamente porque no se trata de una cerradura de alta seguridad y, por lo tanto, es probable que necesitemos un perfil más resistente o un complemento de refuerzo.

Cerraduras embutidas o empotradas

Más habituales para la vivienda, y a su vez más económicas que el resto, son las cerraduras embutidas o empotradas. Su carácter empotrado hará que solo podamos ver el bombín, que es por donde precisamente se introduce la llave. No obstante, por sí solas no tienen un nivel muy elevado de seguridad.

En este sentido, es preferible contactar con cerrajeros en bilbao centro para que le instalen a esta cerradura al menos un sistema antibloqueo y antibumping. De esta manera, haremos frente a las manipulaciones externas y lograremos que la puerta sea mucho más resistente.

Cerraduras multipunto

Su nombre alude a los diferentes puntos de anclaje con los que cuenta. Estas cerraduras se instalan de manera fija en el marco de la puerta. Un sistema que resulta muy resistente y seguro contra ciertas fórmulas para tratar de abrir la puerta desde el exterior, especialmente el método de palanca.

El número de puntos dependerá del modelo en cuestión, siendo las más seguras aquellas que tengan un mayor número de puntos de anclaje. Al tratarse de una cerradura con un mayor grado de seguridad, se suelen emplear especialmente en las puertas acorazadas o blindadas, con un resultado excelente en la mayoría de las ocasiones.

Cerraduras de sobreponer

A diferencia del resto de cerraduras, estas se hallan totalmente a la vista, por lo que resultan ideales para las puertas de exteriores. Esto se debe al hecho de que están colocadas en la parte interior de la puerta, resultando por tanto una cerradura que necesitaría de ciertos refuerzos para considerarse completamente segura.

Uno de los sistemas de refuerzo que cualquier cerrajero chiclana suele integrar en estas cerraduras es el de antipalanca. Este refuerzo complementario se hace prácticamente imprescindible en este tipo de cerraduras, ya que, como decimos, no presenta un nivel de seguridad tan alto.

Cerraduras digitales

Estas cerraduras están consideradas el futuro de los sistemas de seguridad para la vivienda. Lo cierto es que ya se vienen utilizando en algunos ámbitos, pero aún no resulta muy común verlas a nivel doméstico. Es probable que dentro de unos años sea el tipo de cerradura más utilizado.

Las cerraduras digitales pueden contar con diferentes métodos de apertura. No en vano, la puerta se puede abrir mediante una tarjeta (como solemos ver en los hoteles), con un código alfanumérico o incluso con la huella dactilar. Todos ellos sistemas que dotarán de una gran seguridad a estas cerraduras.

Tal y como podemos ver, hay diferentes tipos de cerraduras en el mercado actual. Realmente, no todos presentan el mismo nivel de seguridad, por lo que será necesario asesorarse bien previamente para discernir cuál es el que se adapta mejor a las características de nuestra vivienda.

Los cerrajeros actuales advierten de la obligatoriedad de apostar por los sistemas de seguridad más fiables. Pero, al mismo tiempo, recomiendan encarecidamente que la instalación y el mantenimiento periódico de estas cerraduras los lleven a cabo profesionales especializados.

En cierta manera, hay que darle una importancia especial a la cerradura de casa. De su resistencia dependerá en buena medida nuestra seguridad y la de todos los que viven en la vivienda.