Tener un buen colchón es esencial para poder garantizar un apropiado descanso. Muchas veces, infinidad de dolencias musculares y trastornos del sueño son causados por malas posturas al dormir o incluso la imposibilidad de conciliar el sueño debido a la mala calidad de nuestros colchones. Por lo tanto, comprar colchones de calidad es importante no sólo para tu comodidad sino para tu salud.

En este sentido, en “Dormidán”, tendrás a tu alcance una amplia gama de modelos de colchones que además de ser de una excelente calidad, son espectaculares y tienen un precio justo.

No obstante, si necesitas algunos consejos para escoger un colchón apropiado para ti y que favorezca al mismo tiempo tu salud, a continuación, te mencionaremos unos datos interesantes que debes tomar en consideración cuando elijas un nuevo colchón.

Para empezar, si eres pesado o tienes algunos kilos de más, necesitarás un colchón más firme que te ofrezca una sujeción uniforme. Por el contrario, las personas más ligeras necesitan un colchón más flexible que reparta bien el peso.

En cuanto a las medidas, el colchón debería ser, al menos, 10 centímetros más largo de lo que midas. En caso de que tengas una cama de matrimonio, la persona más alta es la que servirá como referencia.

Además, el grosor del colchón debería ser de al menos 15 centímetros para asegurar el confort.

En cuanto al ancho, lo recomendable es tener una cama entre 90 y 110 centímetros si vas a dormir solo y entre 150 y 160 centímetros para camas de matrimonio.

Por otro lado, si duermes boca arriba, te conviene comprar un colchón duro para evitar malas posturas de la columna vertebral, especialmente a nivel cervical y lumbar.

Igualmente, si duermes de lado necesitarás un colchón de dureza intermedia que se adapte a la forma de tus caderas y hombros y si duermes boca abajo te vendría bien un colchón más bien blando para evitar malas posturas en la zona del cuello y no forzar demasiado la torsión de la columna.

Ahora bien, si tienes dudas en cuanto al material del colchón, a continuación, te mencionaremos los tipos de materiales y para qué tipo de personas son adecuados.

Colchón de espuma de poliuretano:

Este colchón es ideal para personas con bajo presupuesto y camas que se utilicen poco.

Colchón de viscoelástica:

Este colchón es ideal si eres de los que pasan muchas horas en la cama y buscas un colchón mullido y adaptable. Personas que duermen de lado y aquellas con problemas musculares o articulares.

Colchón de muelles:

Este colchón es ideal para personas calurosas, con alguna dolencia lumbar o con presupuesto ajustado.

Colchón de látex:

Este colchón es ideal para personas alérgicas y asmáticas. También para personas que se mueven mucho durante la noche y para camas articuladas.

Por último, es muy importante que elijas la firmeza del colchón que más favorezca a tu salud y descanso, respetando la curvatura natural de tu columna vertebral. De esta forma, conseguirás un descanso de calidad y evitarás dolores de espalda.