Las capas también pueden ser un cierre perfecto de un look formal, como propone Brunello Cucinelli por 7.900 euros. Foto: Brunello Cucinelli/dpa-tmn

Batman utiliza una y Sherlock Holmes también. Además, resulta particularmente interesante para las mujeres: Íconos de Hollywood como Grace Kelly y Audrey Hepburn han sabido envolverse en una capa.

O sea que no se trata de una prenda que se utilice meramente en carnaval. Más bien, por el contrario, la capa larga es una vestimenta que siempre causa un gran impacto, incluso en la moda diaria.

Y, actualmente, para el otoño boreal de 2019, experimenta su gran retorno. Los diseñadores internacionales volvieron a descubrir esta prenda desenfadada para sus colecciones y a veces la convierten en elemento central de sus atuendos de moda.

¿Cómo se lleva la capa?

Como un clásico y práctico reemplazo de chaqueta en el período de transición, cuando a veces hace más calor y otras más frío. «Se puede utilizar desenfadadamente y es ideal para el otoño, para usarla encima de un pulóver», recomienda la asesora de modas alemana Milena Georg.

Pero la capa también puede ser empleada para llevar a la oficina. «Se la puede colocar junto con un atuendo clásico o traje de chaqueta y pantalón perfectamente para la vida cotidiana laboral», comenta la diseñadora Ritchie Karkowski. «Por lo contrario, para la ropa extremadamente atlética de ‘athleisure’ representa una interesante ruptura de estilo», agrega.

¿Qué variantes pueden adquirirse?

Esta prenda adopta de manera típica la forma de una letra «A» y no tiene brazos. Frecuentemente cuenta con una capucha o un cuello alzado y se la utiliza con o sin cierre. Actualmente se las vende en versiones cortas o largas que se extienden prácticamente hasta el suelo, más estrechas o de cortes amplios.

A la vez, hay muchos modelos que están dotados con extras. «Entre ellos están los botones o broches, colocados laboriosamente, al igual que detalles con dibujos en el cuello o en el dobladillo», describe Karkowski.

¿Qué capa debería elegirse para comprar?

La asesora de estilo alemana Maria Hans recomienda que el largo y el ancho tengan correlato con el tamaño corporal de quien la vista. «Las mujeres de baja estatura deberían decidirse más bien por una capa corta. Quien sea un poco más robusta, deberá apelar a un modelo más estrecho», sugiere.

Porque una capa que envuelve el cuerpo sin apretar siempre añade algo visualmente. Es por eso que también debe usarse ropa ceñida por debajo, explica la asesora de modas Georg, así la silueta real del cuerpo todavía puede ser claramente reconocida.

Asimismo la elección de la tela puede procurar una pequeña atracción óptica. Mientras que las telas de algodón o jersey hacen que la capa luzca caída, un modelo de terciopelo brillará ligeramente. Por esa razón es apropiado para vestirlo para una salida nocturna, añade Georg.

Maria Hans, por su parte, sugiere: «La capa debe ser agradablemente liviana, de manera que se la pueda usar de manera realmente desenfadada y en caso de duda incluso puede servir como reemplazo para un chal».

¿Qué colores están de moda?

«Un clásico con el cual seguro no se dará un paso en falso es la capa en beige», comenta la experta en modas Karkowski. «Lo que en cambio realmente llama la atención es una capa en uno de los colores más de moda, como por ejemplo el naranja», concluye.

Por Andrea Abrell (dpa)