A la hora de hablar de decoración, siempre se piensa en las paredes, en el mobiliario y en la gestión de los espacios; pero muy pocas veces se mira a uno de los aspectos más importantes de cualquier sala o reciento, aquello que está bajo nuestros pies. Los pisos son una de las piezas más importantes de todo lo que tiene que ver con la apariencia de un lugar, y son algo que se pasa demasiado por alto.

Escoger el mármol para los pisos es una de las opciones más aconsejables si se busca ganar en amplitud e iluminación. Si se tratan adecuadamente, es decir, con un pulido, una limpieza y un desbastado profesionales, los resultados pueden ser sorprendentemente buenos. Al tratarse como tiene que ser, se logra que mejoren muchísimo la luz que aportan y, por tanto, logran dar una mayor sensación de amplitud y grandeza a cualquier sala en la que se encuentren.

El pulido de pisos de marmol permite limpiar, renovar y lucir la superficie para sacar el máximo provecho de cualquier piso de mármol y mejorar la apariencia de cualquier espacio ó área de un inmueble que tenga mármol. El aspecto y decoración de la casa u oficina con piso de mármol ofrece una sensación de elegancia y buen gusto, ya que el mármol es una piedra natural con diferentes diseños, colores y vetas, lo que lo hace especial y da mayor valor al inmueble con pisos de mármol bien cuidados y relucientes.

Cómo se limpian los pisos de mármol de forma profesional

Lo primero que se hace en un procedimiento profesional para desbastar, pulir y abrillantar pisos de mármol es retirar toda la suciedad que tengan en la superficie con cualquier clase de cepillo o aspirador. Al hacer eso, se eliminan los restos sólidos que pudieran incluso rayar la superficie y deteriorar el material, cosa que haría que luciera mucho peor y su capacidad para reflejar fuera más baja.

Después de eso, se deben verter ciertos productos de tratamiento pensados para limpiar y abrillantar. Al utilizar pulidoras profesionales, el aparato fundamental para cualquier experto en la materia, se pueden introducir estos productos dentro de la propia máquina. Así, esta los combina de manera adecuada para conseguir el resultado deseado.

El resto es muy sencillo, ya que estas máquinas solo han de pasarse por el piso a pulir para que poder hacer su trabajo. Se debe hacer de forma lenta y pausada, para asegurarse de que poco a poco se va limpiando a la vez que puliendo. Al hacerlo de este modo, el resultado será siempre mejor que si se lleva a cabo con rapidez. Hay que tomárselo con mucha calma y dedicarle tiempo a cada rincón del piso.

La importancia de elegir el producto adecuado

A pesar de lo bueno que puede ser para conseguir un mayor impacto en el resultado final, el mármol es un material delicado. Por eso, han de utilizarse los productos adecuados para limpiarlo, pulirlo y dejarlo perfecto. La clave principal es evitar cualquier tipo de sustancia abrasiva, ya que eso puede dañar los pisos y deteriorarlos gravemente.

Es absolutamente fundamental consultar a profesionales para escoger los líquidos adecuados. Con la combinación acertada, al final se consigue un piso que deslumbre y que logre hacer que el recinto parezca incluso más grande, con unos reflejos impresionantes. Ese es el objetivo a seguir al limpiar profesionalmente pisos de mármol.

Por qué usar pisos de mármol

El principal motivo por el que usar pisos de mármol es que su acabado tiene una capacidad reflectante muy alta, lo que permite conseguir una mejor iluminación natural en cualquier vivienda o recinto. Algunos tipos de mármol para decorar y sus características, bien combinados con ventanas, logran hacer que cualquier lugar parezca mucho más grande y, por supuesto, que la luz sea mayor en donde se usen.

Asimismo, la variedad de tipos que hay permite jugar con toda clase de colores y texturas para reforzar el estilo y la dirección estética que se quiera seguir. Colores claros u oscuros, texturas con más o menos vetas. Todo eso se puede conjugar perfectamente para conseguir la imagen deseada en los pisos y terminar de acompasar al resto del lugar perfectamente.

Una casa con paredes grises y un piso de mármol con tonos tierra claros, o algo más sobrio con pisos en tonos piedra. Estas son solo dos ideas, pero hay muchas más que demuestran que, además de ser un material elegante, los mármoles son una muy buena elección para experimentar con formas, colores y todo tipo de texturas.

Acude siempre a profesionales

Por supuesto, como ya se ha mencionado anteriormente, la única forma de conseguir un resultado final bastante bueno es asegurándose de realizar ciertas labores de mantenimiento en los pisos con frecuencia. En esta situación, el mejor camino siempre es recurrir a pulidores expertos y profesionales. Solo estos se pueden asegurar de garantizar que tus pisos siempre estén relucientes.

De hecho, en caso de rotura o de deterioro, son también los más idóneos para llevar a cabo una labor de reparación o de sustitución. Los mejores equipos de México llevan años demostrándolo con servicios de reparación, renovación, pulido y abrillantado de pisos tanto de mármol como de granito a la altura de los más exigentes. Su propuesta es lo mínimo que debes buscar para tener un resultado realmente llamativo y de calidad. Simplemente, lo mejor para tus pisos.