DUA

Cuando se realizan operaciones comerciales bien sean de importación o exportación de mercancías, es imprescindible completar correctamente el Documento Único Administrativo, conocido como DUA. Este documento es un papel impreso que debe rellenarse de manera obligatoria ante la aduana para los intercambios de mercancías, entre los miembros comunitarios y terceros países.

El formulario DUA se utiliza tanto para las importaciones como las exportaciones y sirve como base de la declaración tributaria y, además, facilita información sobre el producto que se está comercializando porque incluye datos importantes como el valor de la mercancía, el peso del envío, la divisa, el importe de la factura, entre otros datos.

El DUA está formado por 8 ejemplares (numerados de 1 al 8), más uno adicional conocido con el nombre de ‘Levante’. Cada uno tiene una función concreta, según el tipo de intercambio de mercancía del que se trate: exportación, importación, exportación más tránsito, etc.

Además, siempre es importante comercializar mercancía de manera honesta y seguir todos los pasos legales que ello requiere para evitar prácticas ilegales como hacer dumping.

Hablamos de dumping cuando un producto se vende por un precio inferior a su coste, es decir, se trata de una actividad que genera un impacto negativo en las empresas y ocurre en las exportaciones cuando una empresa o fabricante quiere introducirse en el mercado de otro país y para ello utiliza la estrategia de proponer precios bajos para atraer al comprador.

En resumen, el dumping es una forma de competencia desleal ya que los productos se venden a un precio que no refleja fielmente su coste. Es muy difícil para las empresas europeas competir con esto y, en el peor de los casos, puede llevar al cierre de las empresas y a que los trabajadores pierdan su trabajo.

Por esto, es esencial que si se realiza alguna exportación o importación se complete adecuadamente el DUA según sea el caso específico de cada operación comercial.

A continuación, te explicamos mejor cómo funciona este proceso:

Tal y como detalla la Agencia Tributaria, para las exportaciones, el exportador deberá presentar tres ejemplares del DUA:

Número 1: para la Aduana de expedición.

Número 3: para el interesado.

Número 4: se presentará cuando sea necesario justificar el carácter comunitario de las mercancías ante la Aduana comunitaria de destino, Andorra o San Marino. En los intercambios nacionales podrá imprimirse el justificante correspondiente habilitado en la Sede electrónica.

Para las importaciones, el DUA a rellenar incluye los siguientes ejemplares:

Número 6: para la Aduana de importación/introducción.

Número 8: para el interesado.

Para las operaciones de tránsito, como, por ejemplo, el reembarque o el trasbordo de mercancías, deberán cumplimentarse los siguientes ejemplares:

Número 1: para la Aduana de expedición.

Número 4: para la Aduana de destino.

Número 5: se usará como guía para su devolución al estado miembro de expedición.

Los ejemplares 2 y 7 del DUA tienen una función estadística, es decir, se usan para elaborar informes sobre comercio internacional. El ejemplar número 2 se rellena para las exportaciones y el 7 para las importaciones.

Así que ya lo sabes, si vives en España y realizas algún tipo de operación comercial relacionada a la importación o a la exportación, no debes nunca pasar por algo rellenar el Documento Único Tributario, ya que, sólo de esta manera puedes garantizarle al Estado que tus actividades comerciales o las de tu empresa son legales y cumplen con los requisitos antidumping establecidos por la Unión Europea.