Foto: Patrick Pleul/zb/dpa

Berlín, 29 nov (dpa) – La apertura del nuevo aeropuerto internacional de Berlín-Brandeburgo Willy Brandt (BER) está prevista para el 31 de octubre de 2020, anunciaron hoy los operadores del mismo.

Engelbert Lütke Daldrup, máximo responsable de la sociedad gestora del aeropuerto, había informado anteriormente al consejo de supervisión acerca de la fecha de apertura y adelantó que se darían más detalles en una conferencia de prensa a última hora de la tarde.

El nuevo aeropuerto está situado en Schönefeld, en el estado federado de Brandeburgo, aledaño a la capital germana. El 31 de octubre se celebra el Día de la Reforma protestante y es un día festivo en esa región.

Antes de la reunión ya se había comunicado que habría vuelos operativos a partir de octubre de 2020, pero no se habían dado detalles sobre la fecha específica.

Si no se producen nuevos retrasos, el primer avión despegará así nueve años después de lo previsto inicialmente. Una serie de problemas obligaron a posponer una y otra vez la fecha de apertura.

Tras la inauguración se prevé que las aerolíneas se trasladen en varias etapas de los antiguos aeropuertos de Tegel y Schönefeld a los nuevos edificios.

En Tegel se cerrarán entonces las operaciones aeroportuarias, mientras que en la antigua terminal de Schönefeld los aviones seguirán despegando durante varios años con el fin de aliviar el nuevo aeropuerto BER hasta que se creen capacidades adicionales.

Los planes del nuevo aeropuerto comenzaron en 1992, poco después de la reunificación alemana, pero debido a deficiencias en la planificación y a defectos en la construcción se produjeron varios retrasos y un aumento de los costes.

Por el momento, los obreros en el futuro aeropuerto todavía están ocupados solucionando problemas con las conexiones de cables y los sistemas de protección contra incendios.

En el próximo verano boreal, unos 20.000 extras se encargarán de probar los procedimientos operativos en el aeropuerto. Para entonces, a más tardar, deberían estar subsanados todos los defectos, según Lütke Daldrup.

Sin embargo, no está claro aún si la Terminal 2, pensada para proporcionar mayor capacidad, también estará terminada en la fecha de apertura.

A pesar de los retrasos, se confía en que se pueda cumplir el nuevo plazo. Fuentes gubernamentales comunicaron a dpa que no veían ningún riesgo para el plazo programado esta vez.