Foto: Oliver Berg/dpa

Aquisgrán (Alemania), 25 ene (dpa) – El fabricante de coches eléctricos alemán e.Go no alcanzó los objetivos de venta que se fijó para 2019, según dijo hoy a dpa el fundador de la empresa con sede en Aquisgrán, Günther Schuh.

Según la información, el año pasado se vendieron 540 coches frente al objetivo de venta de 600 unidades. Originalmente la compañía incluso se había fijado como meta vender mil automóviles.

«No salió según lo planeado, pero lo manejamos mejor que muchos otros», manifestó Schuh.

Este contratiempo no impidió al pionero de la movilidad eléctrica volver a fijarse objetivos ambiciosos pare el 2020: sacar 5.100 coches de la línea de montaje.

En cuanto a los coches eléctricos recientemente matriculados, e.Go con 171 vehículos está muy por detrás de sus competidores, según los datos de 2019 suministrados por la Autoridad Federal de Transporte de Automóviles y evaluados por la Universidad de Duisburgo-Essen.

El e-up de Volkswagen (VW), un competidor directo del modelo e.Go Life, vendió 8.200 unidades en el mismo período.

«Es extremadamente difícil imaginar un modelo de negocio estable a largo plazo», dijo el experto en automoción Ferdinand Dudenhöffer.

El modelo de Günther Schuh tiene dificultades de imponerse en el mercado porque tiene escasa autonomía y tarda mucho en recargarse, agregó el experto de la Universidad de Duisburgo-Essen.

El e.Go Life está diseñado como un coche urbano con un alcance de unos 150 kilómetros.