Foto: Boris Roessler/dpa/Archivbild

(dpa) – Destinos turísticos populares como Grecia y Egipto comenzaron a delinear sus planes sobre cómo podría reanudarse lentamente el turismo tras semanas de parálisis, mientras se perfila cómo podrán ser los viajes en avión durante la pandemia.

De acuerdo con recomendaciones conjuntas de dos agencias europeas, los pasajeros, la tripulación de cabina, el personal de tierra y otros empleados aeroportuarios deben utilizar mascarillas faciales como parte de las medidas para impedir la propagación del nuevo coronavirus.

Estas directrices para viajes en avión, publicadas el 20 de mayo, fueron compiladas por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC). Las excepciones para el uso de mascarillas comprenden a los niños menores de seis años.

Las agencias puntualizaron que hay otras recomendaciones, como recordar a los pasajeros que deben mantener una distancia física de 1,5 metros «tanto como sea posible en el aeropuerto», mantener buena higiene de manos y aconsejar a los viajeros que presenten síntomas que no se dirijan al aeropuerto.

EASA, con base en la ciudad alemana de Colonia, y ECDC, que tiene su sede en las afueras de Estocolmo, indicaron que las superficies como las bandejas plásticas utilizadas en los controles de seguridad deben ser limpiadas adecuadamente, a la vez que debe colocarse desinfectante de manos a la salida de los espacios de seguridad.

El documento de 28 páginas apunta que el control de temperatura «tiene muchas limitaciones y poca evidencia de efectividad en detectar casos de covid-19», citando que no todos los casos de infectados con el virus presentan fiebre.

Las aerolíneas deben tratar de evitar que mientras los pasajeros estén en el aire formen fila en los pasillos o cocinas, así como limitar el servicio a bordo, por ejemplo suprimiendo las ventas libres de impuestos y evitando el uso de dinero en efectivo cuando sea posible.

Si un pasajero desarrolla síntomas durante el vuelo debe intentarse aislarlo. Todos los viajeros sentados «a dos asientos en todas direcciones del caso sospechoso pueden ser considerados contactos estrechos», señalaron ambas agencias.