Hay muchas ocasiones en las que necesitamos un extra de dinero rápidamente, ya sea para no dejar pasar una buena oportunidad de negocio, para comprarnos un coche con urgencia cuando el nuestro no da más de sí, atender una reparación en el hogar o para afrontar unos pagos y saldar cuentas con proveedores, en el caso de necesitarlo nuestra pequeña empresa.

Son situaciones, tanto familiares como laborales, que necesitan de una rápida actuación. Por ese motivo, en la mayoría de los casos no podemos esperar el tiempo que la burocracia de los bancos tradicionales necesita a la hora de conceder un préstamo, eso por no hablar de los miles de ciudadanos que tienen las puertas cerradas a la financiación por no cumplir alguno de los muchos requisitos que estas imponen.

Sin embargo, a grandes males grandes remedios, y para dar salida a la necesidad de financiación rápida y eficaz que en ocasiones necesitan las familias y las Pymes han nacido las agencias de créditos rápidos y la financiación a través de Internet.

Estas agencias crediticias y las entidades prestamistas hacen suyos los métodos más rápidos y sencillos para obtener liquidez, tratándose de pequeños préstamos para los que no necesitas cumplir los estrictos requisitos a los que te obligan los bancos convencionales. Estos mini créditos se tramitan en internet, sin necesidad de perder el tiempo ni dinero en desplazamientos, y sin apenas papeleos.

En pocos minutos, en el plazo de uno o dos días hábiles, en dependencia de la cantidad que se solicite, tendrás el préstamo aprobado y el dinero ingresado en tu cuenta, sin necesidad de cambiar de banco.  Y es que puedes llegar a disponer de cantidades pequeñas, de hasta 1.000 euros, que se aprueban con facilidad y en poco tiempo, hasta cantidades mayores de hasta 40.000 euros.

Como cabe suponer, para cantidades mayores harán falta mayores requerimientos, pero nunca serán tan duros como los que imponen los bancos de toda la vida. Para las cantidades pequeñas, hay entidades que los conceden sin nómina, sin aval e incluso perteneciendo a los listados de morosidad de la ASNEF.

Los tiempos, incluso para las cantidades más altas, que se conceden en un plazo máximo de 48 horas, siguen siendo muy cortos en comparación a la tramitación de forma personal en una entidad bancaria y a través de las vías comunes de financiación.

Por supuesto para que un crédito sea aprobado rápidamente, es necesario contar con una plataforma Online de calidad que sirva de enlace entre el solicitante y la agencia bancaria que realizará el préstamo.

¿Dónde se puede obtener un microcrédito rápido y seguro?

Como ya hemos comentado, una de las principales ventajas de los microcréditos es que prácticamente cualquier persona puede disponer de ellos en un espacio muy corto de tiempo. Por regla general, los únicos requisitos que exigen es ser mayor de edad y tener una cuenta bancaria en la que se ingresara el préstamo y en la que se cargarán las cuotas para su liquidación.

Este tipo de agencias son totalmente seguras y confiables, sin tener que rellenar extensos formularios ni esperar varios días, incluso semanas, para que el préstamos sea aprobado, tiempo del que no se dispone en caso de necesidad y urgencia. Estas empresas han surgido ante una necesidad en el mercado, la de permitir a mucha gente poder acceder al dinero que la banca les niega y hacerlo rápidamente para atender las urgencias.

El proceso es muy sencillo. Solo hay que acceder a la página web de la agencia que hayamos elegido, seleccionar la cuantía de dinero que necesitamos, rellenar la solicitud de microcrédito y listo, en muy poco tiempo tendremos el dinero en nuestra cuenta para poder utilizarlo según nuestras necesidades. Además, como estas entidades no hacen un interrogatorio sobre a qué irá dirigido el dinero, bien puede usarlo para una emergencia o ¿Por qué no? para darte un capricho, solo, con tu pareja o en familia.

Como hemos comentado, algunas de estas empresas ofrecen créditos incluso aunque estés incluido en alguna lista de morosos, como el ASNEF o el RAI, cosa bastante frecuente en estos días, pues cualquier incidencia en el pasado o atraso en algún pago puede hacer que quedemos atrapados en estas listas, en las que es muy fácil entrar y muy difícil salir. Puede que incluso que. habiendo pagado religiosamente todos nuestros pagos, hayamos llegado hasta ellas por haber sido avalista en alguna compra de propiedad que finalmente fue embargada porque el titular no pudo hacer frente a los pagos.

Así que no creas que es imposible, el acceso al dinero hoy sí es posible para la mayoría de los ciudadanos gracias a los microcréditos online. Si quieres seguir informándote sobre estas agencias y sus productos entra en el enlace que dejamos referenciado al principio de este artículo.