Cuando tenemos más de un hijo y contamos con una sola habitación infantil, debemos planear y organizarla de modo que podamos aprovechar el espacio disponible de la mejor manera.  Una forma de hacer esto es utilizando las prácticas y funcionales literas. En No Place Like Home encontrarás la mayor variedad de opciones de literas para tus hijos, y sobre todo, unas muy especiales y novedosas en forma de casita que a los niños suelen fascinarles porque, de alguna manera, les hacen sentir que tienen su propio espacio.

No obstante, en este artículo te mencionaré las principales ventajas que aporta tener una litera en casa.

Para empezar el espacio es la principal ventaja que ofrece una litera. El aprovechamiento de espacios ha sido y sigue siendo uno de los puntos a favor de usar literas en las habitaciones. En pisos de tamaño reducido como apartamentos o viviendas con habitaciones que se tienen que compartir.

Por ejemplo, si en una sola habitación tienen que dormir dos o más personas, la única solución es poner literas para que en el sitio que ocupa una sola cama se pueda albergar más de un colchón. Así no se tiene que sacrificar la posibilidad de poner armarios o tener espacio libre para que los niños jueguen o los jóvenes hagan sus tareas.

En habitaciones pequeñas, las literas pueden solucionar el problema de dónde ubicar un escritorio, armario o equipamiento similar.

Igualmente, una litera ofrece intimidad y más si se trata de las nuevas literas en forma de casita.  Aunque puede parecer incongruente que dos personas compartan habitación y se hable de privacidad, lo cierto es que las literas permiten tener un grado de intimidad que no se consigue poniendo dos camas paralelas. Quien está en la parte superior no sabe lo que hace la persona de abajo y viceversa, de modo que es una solución bastante atractiva sobre todo cuando la habitación la comparten adolescentes o jóvenes

Por otro lado, la litera es un espacio más fácil y cómodo de limpiar.  Esta es otra ventaja cuando se tienen literas, ya que,  hay menos superficie ocupada y se puede barrer o fregar mejor. Además, al ser ligeramente más altas que las camas normales, las literas permiten hacer la limpieza por debajo con menor esfuerzo.

Y por último, tener una litera también es una solución eficiente para alojar visitas inesperadas. Si tienes una litera libre, podrás ofrecer un lugar donde dormir a alguien que venga de improviso. Incluso hay modelos de litera plegable que sólo se suben cuando es necesario, dejando una sola cama visible pero teniendo una más en caso de que tengas visita.

Así que ya lo sabes, las literas aportan muchas ventajas. Son prácticas y ofrecen un sitio donde dormir sin renunciar al espacio o la privacidad. Además, a los niños les encanta la sensación de subirse a la cama y mirar desde arriba, aunque es importante asegurarse de que no salten en ella por motivos de seguridad.