Si eres dueño de una pequeña o mediana empresa (PYME) y estás buscando que tu compañía se convierta en una marca establecida y que tus productos sean reconocidos en cualquier parte del mundo, este artículo es para ti.

El sueño de todo empresario al invertir en un negocio es que crezca, genere ganancias, se posicione como una de las mejores empresas en el área comercial en la que se desarrolla y sea preferido por los compradores, sin embargo y en la actualidad, la competencia es tan alta, que seguro existirán miles de empresas en el mercado dedicadas a vender los mismos productos.

Por eso debes buscar la forma de que el público prefiera tus productos por encima de los de los otros vendedores y esto se logra con la creación de una verdadera marca y una buena estrategia de marketing. Sin duda alguna la calidad de los artículos importa, pero lo que se busca es que el cliente dé el primer paso a la hora de elegirte como proveedor y después al “engancharse” con tus productos, teniendo así la capacidad de recordar tu identidad gráfica y reconocer tus artículos.

Pasos para posicionar tu marca

El posicionamiento de la marca lo es todo para alcanzar el éxito en el área de las ventas. Aunque suene un poco confuso las grandes empresas como Samsung, Nike o Coca-Cola dejaron de vender productos y comenzaron a vender una marca y ahí radica su éxito.

A continuación, daremos las técnicas para lograr el reconocimiento de los productos. Estas pueden ser aplicadas por las empresas que se dedican al comercio electrónico o e-commerce, ya que cada vez son más los clientes que prefieren realizar sus compras de forma Online.

Conoce tu público objetivo o target:

Lo primero que debes hacer es definir muy bien hacia qué tipo de clientes está destinado tu producto, debes recordar que lo que te gusta a ti, específicamente no es lo que le gusta a las personas a las que van destinadas los productos.

Por ejemplo, si tu empresa es deshumidificadores Airalia o vendes deshumidificadores, debes preguntarte qué tipo de personas compran estos productos, si generalmente son amas de casa preocupadas por la salud de sus hijos, personas que trabajan en oficinas de espacio reducidos sin ventilación natural o personas mayores con problemas respiratorios.

Qué ofrece tu producto:

Después debes enfocarte en responder ¿qué ofreces al consumidor? ¿qué te diferencia de la competencia? Siguiendo con el ejemplo de deshumidificadores Airalia, podemos decir que en esta página web se ofrece salud y bienestar y se diferencia de la competencia porque ofrece información detallada de cada modelo nuevo de deshumificador y dónde encontrarlo.

Si se tratara de una tienda que vende lavavajillas industriales, el producto va destinado a personas que poseen negocios dedicados a la hostelería y sus productos ofrecen rapidez y eficacia en el lavado de la vajilla, así como comodidad en el área de la cocina.

Una tienda de venta de lavavajillas industriales y demás artículos necesarios para hostelería puede diferenciarse de la competencia ofreciendo una atención al cliente especializada, estudiando las necesidades del cliente y ofreciendo paquetes de productos necesarios para cada comprador.

Estudia a la competencia:

Saber qué ofrece la competencia que le gusta al cliente, es la mejor manera de saber en dónde debes esforzarte más para superarla. No solo hay que conocer qué productos ofrece, sino también cuál es su estrategia de mercado y comunicación, para así poder fijar tu ruta de acción.

Muchas marcas siempre dicen ofrecer lo más barato del mercado sin siquiera conocer qué precio está manejando la competencia, eso se llama publicidad engañosa y no es recomendable si quieres que el público tenga afinidad hacia tu marca. Es fundamental que seas sincero con tu target y ofrezcas cosas que como empresa puedas cumplir.

Si tienes un portal especializado en vino debes garantizar al cliente que allí conseguirá todos los tipos de vino del mundo, si no puedes hacerlo, entonces debes dejarle claro al consumidor que sólo conseguirá los más famosos, los lanzados en 2018 o los más económicos, dependiendo de cómo organices la web.

Igualmente pasa con una tienda online de alcohol, debido a la variedad de productos alcohólicos que existen, lo mejor es que especifiques qué clase productos van a encontrar.

Es hora de escoger el posicionamiento

Habiendo estudiado los factores anteriores, ya estás listo para llevar a cabo la estrategia de posicionamiento que quieres implementar.

Puede ser por ventaja diferencial, es decir, resaltar lo que te diferencia de la competencia y usarlo a tu favor, también puede ser por precio si de verdad puedes ofrecer las mejores ofertas o si ofreces una amplia gama de productos puedes optar por el posicionamiento múltiple que consiste en agrupar varias estrategias.

En función al posicionamiento que quieras potenciar debes enfocar toda la publicidad online y offline.