El cut crease se puede hacer con tonos metálicos y mate. Foto: Klaus-Dietmar Gabbert/dpa-tmn

(dpa) – La nueva tendencia de maquillaje para ojos se llama cut crease y su eje son los párpados. Estos se subrayan de tal forma que el ojo adquiere una mayor profundidad. Además, el contraste entre colores claros y oscuros genera una ilusión óptica bonita. El pliegue del párpado se maquilla oscuro mientras que el párpado en sí se maquilla de un color más claro.

Lo bueno es que para este tipo de maquillaje no hay que comprar productos nuevos: la mayoría de los elementos necesarios están en el botiquín de cualquier mujer que se maquilla. En principio se necesita un buen pincel para párpados y dos colores distintos, uno más claro y otro más oscuro. Eso sí: es clave colocarse una buena base para sombra antes de aplicarse el maquillaje para que este dure más y no se esfume.

El cut and crease funciona así: primero hay que destacar las cejas con un lápiz especial o una máscara para cejas. Luego se coloca la base para sombras para una mayor duración. Para lograr este look, hay que maquillar el pliegue del párpado a lo largo del hueco del ojo con un tono oscuro que se esfuma en dirección a las cejas. La parte movible del párpado se maquilla con un tono más claro.

La sombre clara y la oscura deben distinguirse una de otra. El contorno inferior del ojo se delinea con la sombra oscura para destacarlo. Finalmente, colocar delineador y máscara para pestañas.

El cut crease se puede hacer también con tonos más claros o en un look nude, es decir con tonos bien suaves y naturales. Algunas combinaciones posibles son verde y azul, siendo verde el tono más oscuro. También funcionan bien el rosado y un tono más amarronado.

Hay maquilladores que prefieren las combinaciones metálicas y mates. Por ejemplo antracita y dorado. También funciona bien con tonos glitter, como verde y azul.

Si se tiene buena mano para el maquillaje, se puede probar ampliando el look cut crease con un delineado bien llamativo con coleta final o líneas quebradas.

Pero si se va a probar con este look por primera vez y no se tiene tanta experiencia, lo mejor es intentar primero con delineadores en lápiz. Esto permite un trazado más preciso. Incluso se pueden usar ayudas, como una cucharita de té apoyada sobre el ojo algo inclinada, para trazar correctamente el delineado. Sin embargo, a la hora de elegir los colores para el cut crease, es importante que sean bien cubritivos. De lo contrario, no se logra bien el efecto deseado.

Por Andrea Abrell (dpa)