La navegación va a ser uno de los planes más demandados en España durante el verano, y sin duda será una opción muy interesante para recorrer las calas, puertos y pueblos costeros de las Islas Baleares, desde Ibiza a Menorca, sin olvidarnos de Cala d’Or, Palma, S’Arenal, Andratx y los muchos rincones que podemos descubrir a toda vela recorriendo el Mediterráneo y las Islas.

Si durante los últimos años se estaba empezando a posicionar como uno de los planes alternativos para quienes querían vivir experiencias únicas, este verano su crecimiento se espera que sea, casi, exponencial.

“La navegación lleva años posicionándose como una oportunidad de ocio incluso para gente que antes nunca se había acercado hacia el sector. El hecho de que Baleares permita por las distancias entre islas visitar todas en una travesía convence a muchos que así, consiguen las conexiones más cómodas mientras disfrutan de la libertad de poder elegir horarios, rutas y también conseguir una intimidad como en pocos planes de vacaciones” explican desde Ok Barcos.

Puntos que no puede perderse quien navegue en Baleares

El archipiélago balear ha sido, durante mucho tiempo, uno de los refugios del turista internacional, sobre todo europeo, que buscaba calas y planes casi paradisíacos cerca del continente.

Su clima, aguas cristalinas y planes de ocio han hecho de la navegación entre sus islas uno de los deseos de los turistas más exigentes.

Baleares esconde rutas inolvidables que, desde el propio mar y a bordo de alguno de los barcos que se alquilan con o sin patrón, se pueden disfrutar como si de espacios privados se tratara.

La cara sureste de Mallorca suele ser una de las más recomendadas para poner rumbo con el barco. Las playas de esta zona, que permiten el fondeo, permiten descubrir uno de los mejores litorales. Los puertos de S’Estanyol y Sa Ràpita suelen ser referentes para esto.

No son pocos los que aprovechan, tal como también muestra la web oficial de Menorca, los que aprovechan la libertad de poder navegar para cercarse a las aguas cristalinas y playas casi desérticas de la isla vecina. Cala Pregonda es siempre una buena idea por la belleza que entrañan los islotes que la rodean y por la posibilidad de acceder hasta ella desde la propia embarcación, al igual que una de las más conocidas, la Cala Mitjana.

Ibiza bien merece también una vuelta para descubrir alguno de los atardeceres que han sido compartido en inumerables ocasiones en las distintas redes sociales de lo que, hace años, se llamaba la beautiful people.

Tipos de planes en barco

Más allá de la diversión de compartir un medio como el marítimo para pasar tiempo alejado del mundanal ruido y en pleno corazón mediterráneo, los distintos planes que pueden plantearse son muchos.

Alquilar una ruta, un barco durante unos días para las excursiones o incluso uno con camarotes que permita incluso pernoctar y planear las comidas en él son solo algunas de las opciones.

“Los hay que incluso lo alquilan solo para fiestas, aunque hoy en día, sin duda, empieza a posicionarse como una alternativa para pasar en realidad todas las vacaciones a bordo. La ventaja de que cada vez haya más patrones con título o la posibilidad de alquilarlo con el servicio incluido hace que el segmento de mercado sea cada vez mayor” explican.

Además organizar un viaje o una jornada en barco puede ser también una buena opción para disfrutar de las aguas baleares con amigos, pareja o con tus compañeros de aventura, pero siempre siendo responsables, lo importante es un barco es hacer caso siempre a las personas que sepan, y no olvides tu protector solar, este año si buscas un plan activo y diferente Baleares y sus aguas te esperan.