Audi RS2, perfección y éxito a partes iguales

De la década del 90. El diseño interior mantiene continuidad de color con el exterior. Foto: Thomas Geiger/dpa-tmn

(dpa) – En la década de 1990 Audi ya había superado los años salvajes del Quattro, y se codeaba con las grandes marcas, buscando la perfección pero perdiendo personalidad, una tendencia que tuvo una excepción, el RS2 Avant.

El RS2 Avant salió a la venta hace más de 25 años rompiendo reglas. No solo era escandalosamente caro en 1994, con un precio base de 98.900 marcos alemanes (más de 50.000 euros actuales), sino que era el Audi más potente hasta la fecha.

Competencia para el BMW M3 y el Porsche 911

Con el motor de cinco cilindros del S2 afinado, de 169 kW/230 CV a 232 kW/315 CV, superó a competidores como el BMW M3, el Mercedes C 36 AMG o incluso al Porsche 911.

Y como si eso no fuera poco, Audi no optó por un coupé o una berlina, sino por su primer modelo familiar. Difícilmente se pudo escoger un camuflaje mejor para un coche de sus características.

«El RS2 Avant es una nueva interpretación del término ‘alto rendimiento'», se felicitó Audi en el comunicado de prensa de su presentación en la feria IAA de Fráncfort de 1993.

«El RS2 Avant es una alternativa al tradicional coche deportivo de alto rendimiento, que combina la nueva forma de la carrocería de los coches deportivos con la última tecnología deportiva».

Turbo mayor y una configuración más precisa

Era un Audi, pero fabricado por Porsche sobre la base del S2 y construido en la misma fábrica queo el Überflieger 959 y el Mercedes 500E. El RS2 fue cuidado en todos los detalles.

El cinco cilindros de 2,2 litros tenía un turbo mayor y una puesta a punto más precisa. Un chasis revisado, así como ruedas y frenos del programa destinado al 911 y también algunas piezas adicionales propias de Porsche, así como el color azul Nogaro.

El rendimiento de conducción era inigualable en ese momento: De 0 a 100 en 5,8 segundos y velocidad máxima de 262 km/h. El RS2 no solo era deportivo, ya que gracias a los asientos traseros y al maletero también era adecuado para uso familiar.

Una historia de éxito

No es de extrañar que el RS2 fuera tan bien recibido por el público. Tan bien que Audi vendió 900 unidades más de las 2.000 previstas antes del cambio de generación, según Frank Wilke, del observador del mercado automovilístico Classic Car Analytics.

Su éxito hizo que el RS2 se convirtiera en el germen de numerosos modelos RS, que actalmente se pueden encontrar en la mayoría de las series de Audi, desde el compacto A3 hasta el gran SUV Q8.

Un cuarto de siglo más tarde, el rendimiento de conducción del RS2 es menos espectacular pero todavía sigue siendo divertido.

Por un lado el motor de cinco cilindros tiene un sonido sin igual. Y por otro es un coche analógico en todos los sentidos: equipamiento, sistemas de asistencia, tracción a las cuatro ruedas mecánica con un diferencial del eje trasero bloqueable manualmente.

Quien quiera un RS2 que prepare la cartera

«La mayoría de los RS2 han permanecido siempre en manos de coleccionistas», asegura Wilke. Y no hay devaluación de precios. Un RS2 en buen estado hace diez años podía costar 18.000 euros, pero hoy ya está por los 56.000 euros, más que uno nuevo en su momento.

Sin embargo, en los RS posteriores sí hubo una devaluación. «La magia de lo especial se perdió un poco con los últimos modelos RS construidos a partir de 2002», critica Wilke.

«Estos no estaban tan alejados de la base en términos de apariencia y rendimiento respecto a sus antepasados, pero los modelos RS están en casi todas las series de modelos de Audi», reprocha el experto.

Pero el espíritu salvaje de los 90 resurgió «cuando Audi ofreció brevemente el RS6 con el motor V10 de 426 kW/580 CV del Lamborghini Gallardo en 2008», dice Wilke.

¿Qué es lo que se ofrece el RS2 a día de hoy?

Audi está muy lejos de estas innovaciones, y es poco probable que el debate sobre las emisiones de CO2 facilite este tipo de proyectos. Los dueños de los clásicos pueden estar tranquilos.

Y quien no pudo hacerse con un Audi RS con motor Porsche o Lamborghini, podrá disfrutar del recién presentado RS6 Avant.

Tiene un aspecto mejorado, y con 441 kW/600 CV y velocidad máxima de 305 km/h destaca también por su precio de venta, 117.500 euros, aproximadamente lo mismo que dos RS2 clásicos juntos.

Por Thomas Geiger (dpa)