Baden-Baden (Alemania), 13 jun (dpa) – Baden-Baden, la ciudad balneario del sur de Alemania acoge una muestra del artista estadounidense James Turrell, uno de los artistas contemporáneos más importantes y modernos. El Museo Frieder Burda de la localidad inauguró la exposición titulada “The Substance of Light”, que se podrá visitar hasta el próximo 28 de octubre.

La muestra repasa las diferentes fases creativas de Turrell, de 75 años, y reúne nuevas instalaciones atmosféricas así como también las que causaron ya revuelo en la Bienal de 2011. Además, el artista desarrolló la instalación “Curved Elliptical Glass” especialmente para el museo alemán.

Turrell ha marcado tendencia en todo el mundo durante las últimas cinco décadas con sus obras de arte lumínicas que cambian de color. Sus creaciones se venden por cantidades millonarias.

El artista convierte las barras luminosas en hologramas con rectángulos que emergen de la imagen. Las escaleras conducen a la luz y a la nada. Finge espacios, profundidades, niveles planos donde no los hay, hasta que el visitante ya no sabe dónde está arriba y dónde abajo.

“El arte de la percepción”, lo define el artista. Cuando el visitante queda abandonado por completo a sí mismo en el espacio ilusorio, Turell ha conseguido su objetivo: “Gran parte de mi trabajo tiene que ver con el aislamiento”,