A las tabletas de otros años también se les puede sacar partido

Foto: Christin Klose/dpa-tmn

(dpa) – La evolución tecnológica no es tan rápida en todas los sectores como lo es en los teléfonos inteligentes. Los compradores de tabletas, por ejemplo, pueden contar con ello y también beneficiarse en términos de precio por el hecho de que los ciclos de desarrollo de estos dispositivos móviles son más lentos.

La revista especializada en tecnología «c’t» (número 15/2020) considera que se pueden hacer una buena compra si se adquiere un modelo de tableta del año pasado o incluso del antepasado.

Los expertos recomiendan también que se examinen los dispositivos usados y reacondicionados siempre y cuando los ofrezcan los propios distribuidores. Sin embargo, los consumidores que sólo se fijan en el precio deberían tener en cuenta el riesgo de las ventas fraudulentas: cuando una oferta es demasiado buena para ser verdad, probablemente no lo sea.

No hay que renunciar a la memoria y una buena capacidad de almacenamiento

Los expertos explican que las tabletas, cuando se usan en combinación con un teclado Bluetooth, realizan muchas tareas tan bien como un portátil. El procesador no desempeña un papel especial para la mayoría de las aplicaciones de las tabletas. Sin embargo, la memoria principal (RAM) debe tener un tamaño mínimo de tres gigabytes (GB), y en el caso de las tabletas de Windows debe ser incluso de al menos cuatro GB.

Cuando se trata de almacenamiento masivo, las recomendaciones indican que no se debe bajar de 64GB. Para estar libre de preocupaciones sería mejor contar con 256GB. Y para los usuarios que utilizan Internet a través del teléfono móvil el dispositivo debería contar con tecnología LTE , ya que aún no se dispone de tabletas 5G.

Sistemas operativos con ventajas y desventajas

¿Y qué hay del sistema operativo óptimo de la tableta? La respuesta: depende. Las aplicaciones más y mejor adaptadas para las tabletas son para iPadOS, la versión iOS de Apple para tabletas, según señala la revista «c’t».

Android también ofrece tantas aplicaciones como Apple, pero en este caso los expertos critican que muchas de las aplicaciones en realidad se comportan como una versión ampliada de las aplicaciones de los teléfonos inteligentes.

Chrome OS ahora ejecuta casi todas las aplicaciones de Android, ofrece buenas funciones de escritorio y tiene un navegador más rápido que Android. Apenas hay aplicaciones propias de Chrome OS para el sistema operativo de Google, según indica «c’t».

A Windows le cuesta mantenerse al día en las tabletas, tanto en términos de selección de aplicaciones como en usabilidad, pero el sistema operativo de Microsoft muestra sus puntos fuertes en el modo de escritorio con el teclado y el touchpad.