Cada vez son más las personas interesadas en el apasionante mundillo de la publicidad, haciendo gala muchas de ellas de una habilidad creativa que desean desarrollar al máximo posible para hacer de su pasión la profesión que les acompañará durante el resto de sus vidas. Cumplir dicho objetivo conlleva acudir a una academia con un buen programa educativo destinado en exclusiva a saciar la sed de conocimientos de los mencionados individuos.

Madrid presume de disponer de una Escuela creativa de referencia no solo en España, sino también en el resto del mundo alrededor del cual tiene distribuidas multitud de sedes, abarcando ciudades de tanta importancia como Nueva York, San Francisco, Buenos Aires y Berlín. Se trata de la Miami Ad School, fundada en el año 1993 desde el que se encuentra viviendo una gran expansión.

Así lo demuestra la creciente cifra de alumnos de la academia emplazada en Madrid, proviniendo los mismos no solamente de la mencionada ciudad, sino también de muchos otros rincones del territorio español. Asturianos, catalanes, vascos, extremeños y sujetos de multitud de comunidades autónomas se trasladan temporalmente a la capital para empaparse de todos los conocimientos que perfectamente son explicados por los docentes de la escuela, quienes destilan profesionalidad por todos los poros.

El trato de todos ellos es inmejorable, consiguiendo de esta manera que cada estudiante se sienta a gusto al mismo tiempo en que no deja de aprender multitud de conceptos relacionados con todo aquello que le interesa, lo cual guarda relación principalmente con la publicidad. En la actualidad uno de sus programas educativos que más éxito han cosechado es el del Máster de Dirección de Arte.

Dicho curso tiene una duración de dos años en los cuales los conocimientos son adquiridos no a través de lecciones de pura teoría, sino mediante práctica, asegurando de esta forma que el futuro director de arte tendrá la experiencia necesaria con tal de penetrar de lleno en el mercado laboral y permanecer en él reflejando todas las competencias adquiridas durante el transcurso del Máster.

Para que se cumpla el objetivo los individuos que sueñan con ser directores de arte pasan a formar parte de un equipo creativo llevando a cabo constantes lluvias de ideas con las que se logra dar forma a contenido que es valorado muy positivamente por el consumidor final. En el mencionado grupo de trabajo también hace acto de presencia la figura del copywriter que dispone de su propio programa educativo.

Se trata del Máster de Redacción Publicitaria en el que nuevamente se incide en desarrollar la creatividad de cada alumno para que todas y cada una de las palabras que se originen en su mente resulten extremadamente productivas para el cliente que haya procedido a realizar el encargo en cuestión, creando historias y contenidos de sobresaliente calidad que cumplen con el principal objetivo: llevar a cabo acciones publicitarias directas y cien por cien eficaces.

Aquí no terminan los programas que se imparten en la Miami Ad School. Y es que a la lista hay que sumar el Máster de Diseño Gráfico en el que no solamente se trabaja a mano, sino que posteriormente también se procede a digitalizar cada concepto plasmado. De esta manera todas las ideas reflejadas sobre el papel pueden tratarse por medio de la tecnología e implementarlas en entornos como páginas web y animaciones.

Año tras año son muchos tanto los madrileños como los individuos del resto de España que se decantan por la Miami Ad School a la hora de formarse en términos creativos sea cual sea el máster que prefieran. Todos los programas educativos mencionados tienen lugar en un periodo de dos años que se hacen verdaderamente cortos para los alumnos, quienes finalizan los cursos con un portfolio muy relevante.

Y es que el mismo puede ser presentado a una considerable cantidad de agencias de publicidad, recibiéndolo el director de arte de cada una de ellas. Las probabilidades de encontrar trabajo son altas gracias a que el portfolio es elaborado en función de las tendencias y de los requerimientos que presenta actualmente el mercado.

Este factor es uno de los que han propiciado el éxito de la Miami Ad School, aunque también hay que añadir otro aspecto de gran importancia que se resume en el hecho de que todos y cada uno de los profesores que imparten sus lecciones prácticas en la academia son profesionales del mundo de la publicidad y se encuentran en activo.Es por todo ello que la escuela madrileña ha terminado convirtiéndose en un centro de referencia para las mentes creativas de toda España. De hecho, varios asturianos ya se han decidido a recorrer los más de 400 kilómetros que les separan de la capital para volcarse en cuerpo y alma en el desarrollo de sus capacidades publicitarias rodeados de trabajadores del sector que entienden mejor que nadie la evolución del mencionado ámbito.