El SATE, creado por un malagueño en los años 70

Asumir que hoy existen oficinas que atienden a los extranjeros cuando necesitan asistencia en las principales capitales, es normal.

Sin embargo, ¿cuándo comenzó a funcionar un servicio como éste? Para responder a esta pregunta hay que remontarse a principios de los años 70. De hecho, hay que remontarse a una persona, a Francisco Torres, quien también es propietario del nombre de SATE: Servicios de Atención al Turista Extranjero.

Francisco Torres, tras haber viajado a Alemania a trabajar en el sector hotelero y haber recorrido también gran parte de Europa, volvió a España a cumplir con el Servicio Militar Obligatorio.

Tras su periplo por el continente, comunicarse en otros idiomas era algo que no le costaba, con lo que, acabada la mili, volvió a trabajar en algunas recepciones de hoteles de Torremolinos hasta que salió plaza en la policía y comenzó a trabajar en una comisaría.

Era la época de bonanza en esta zona de costa, en la que venían cada vez más extranjeros dispuestos a pasar sus vacaciones en las cálidas aguas mediterráneas y Francisco vio cómo mejorar la atención que podrían necesitar creando la figura del policía turístico.

Desde Torremolinos, cuando comenzaba a patrullar las playas o incluso el aeropuerto, trataba de ayudar, con los idiomas que él dominaba gracias a su experiencia europea y a los estudios en la Escuela de Idiomas de Málaga. Y fue aquí, en Málaga, en 1973, cuando decidió proponer la idea de crear el SATE.

Cuando paseábamos por las calles con nuestros uniformes y con una bandera que también se refería al idioma que hablábamos, muchos eran los que se acercaban para preguntarnos por nuestro servicio. Desde luego, tuvo una aceptación increíble. Los turistas se mostraban encantados al sentirse también protegidos por las fuerzas de seguridad durante sus viajes” comenta Torres.

Y gracias a la buena acogida que tuvo entre los turistas, poco a poco, este servicio,  fue haciéndose cada vez más grande con agentes de Policía Local, Guardia Civil y Policía Nacional con nociones de habla extranjera.

Pocas son las grandes ciudades que hoy en día no cuentan con este servicio para proteger a los visitantes que llegan desde otros países. Y todo gracias a la iniciativa de un malagueño que vio cómo, en la transición, la apertura y la colaboración era la vía para de verdad hacer bien su trabajo.

¿Cuáles son las principales funciones del SATE?

Tal como aparece en la página misma de la Guardia Civil, “Diferentes Ayuntamientos a través de los correspondientes convenios, han implantado el  Servicio de Atención al Turista Extranjero (SATE), para ofrecerles una asistencia personalizada, tras ser víctima de cualquier infracción penal, a través de un equipo de expertos policiales e informadores intérpretes en su propio idioma.”

Eso significa que cualquier turista que llegue hasta alguna ciudad española puede sentirse protegido y atendido en su propio idioma. Y todo gracias a la iniciativa que tuvo en los años 70 el malagueño Torres.

Alicante, Granada, Islas Baleares, Málaga, Madrid o Barcelona son solo algunos de los destinos que más turismo reciben cada año y que cuentan con este servicio que responde a una necesidad muy concreta: garantizar la asistencia a los turistas.

Siempre me llamó la atención el trabajo de la policía en el extranjero. Mi experiencia viviendo en países como Alemania o Finlandia y después de recorrer en mi juventud media Europa hizo que viera necesario la creación del Servicio de Atención al Turista Extranjero, SATE, cuya patente y puesta en marcha es mía. Ahora, pasados los años y aunque no se me ha reconocido la labor de manera oficial, estoy encantado de poder decir: Yo lo creé y puse en marcha” finaliza Francisco.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies