Mantener la decoración de una casa siempre actualizada para que no se vea desfasada y vieja, no es tan complicado como muchas personas piensan, pues en la gran mayoría de situaciones basta con un lavado de cara para que luzca como nueva.

Como se comentaba, actualizar la decoración de un hogar no tiene porque ser una tarea ardua, costosa e insufrible, el problema es evitar exceder los límites que tiene tanto el presupuesto para la decoración así como el tiempo para llevarla a cabo. Teniendo en cuenta tanto el presupuesto y el tiempo disponibles, será más fácil evitar entrar en proyectos muy complicados que requieran de un exceso de tiempo para terminarlos.

Para llevar a cabo la nueva decoración es fundamental tener bastante claro lo que se quiere, si no tienes ideas que te gusten en exceso siempre puedes buscar en Internet ideas de decoración, así como comprar revistas especializadas en este tema o incluso hacer uso de las redes sociales, pues en redes del tipo Pinterest o Instagram podrás encontrar sin problemas muchas ideas para distintas estancias. Existe otra forma de ir haciéndose una idea en la cabeza de cómo será la decoración del hogar y qué elementos tendrá, y no es otra que tiendas online de decoración, pues gracias a estas tiendas del estilo “Deco y regalo”, podemos desde casa ir eligiendo y adquiriendo todos los accesorios que se pueden añadir en la decoración además de la facilidad para ir haciendo un presupuesto de todo lo que puedas necesitar.

Existen determinadas normas o reglas básicas a la hora de llevar a cabo una decoración y es fundamental tenerlas en cuenta para transformar la apariencia del hogar. Una regla importante es no llenar la habitación de muebles, hay que tener presente las dimensiones de la habitación y evitar a toda costa meter muchos muebles, porque el resultado final será de aglomeración dando una sensación de agobio nada deseada, por este motivo se recomienda siempre tirar más hacia el lado minimalista sin necesidad de caer en él obviamente. Otra norma muy importante es seguir el mismo estilo en una habitación, puede parecer absurda esta regla pero muchas veces sin ni siquiera darnos cuenta mezclamos distintos estilos en un mismo habitáculo haciendo que el resultado final no se vea armonioso y con buena conexión entre sus elementos, para evitar esto puedes optar por elegir una línea de colores que usarás para esa estancia, es decir, si decides poner tonos marrones, verdes y grises, todos los elementos que elijas para la decoración deberán ser en su mayoría de estas tres gamas, evitando de esta forma un exceso de colores que pueden confundir más que otra cosa.

En el caso de que sea necesario dar una capa de pintura en la habitación, es muy importante que decidas con antelación la decoración que tendrán tus muebles, es decir, si los muebles van a ser sencillos y sin estampados (en el caso de sofas, sillones y demás) o si por el contrario la estancia va a tener algún elemento como el sofá con un estampado muy llamativo. Es importante tener claro esto antes de pintar las paredes, pues si en la habitación hay elementos con estampados sería un grave error poner en la pared más estampados o colores muy fuertes, ya que daría una sensación de aglomeración, por lo tanto, lo esencial en este punto es equilibrar la balanza entre estampado y colores lisos. Si en los muebles no hay estampados, puedes utilizar algún diseño estampado en la pared, como una franja estampada, o toda una pared cubierta de papel de decoración para paredes, pero si por el contrario ya hay estampados en los muebles lo recomendable es pintar las paredes de un tono liso y además bastante neutro.

Por último sólo queda mencionar los pequeños detalles que se ponen en las estancias y completan la decoración aportándole mucho estilo al lugar. En este punto entra en juego la personalidad de cada uno, pues justo con estos pequeños detalles podrás plasmar tu estilo en la casa. En el caso de la sala de estar, si eres un amante de la naturaleza puedes poner gemas de minerales estilo la amatista ya que dan un toque distinguido y muy natural al mismo tiempo, también puedes hacer uso de velas naturales e incienso, además puedes poner en el sofá una manta, pero no una manta cualquiera, para ser acorde a un estilo más natural sería adecuado una manta de punto que evoque el recuerdo de las mujeres de antaño que tejían sus propias mantas y ropas, es decir, algo más natural dentro de lo que cabe. De esta forma podrás darle a tu hogar el toque que quieras poniendo los accesorios que más se acoplen a tu personalidad haciendo que sea único e inigualable.