Diseñar un proyecto web puede tener varios propósitos, como difundir información, hacer negocios o proyectar la imagen de una marca. Todos estos y muchos más pasan por el objetivo principal y más valioso de todo portal: contar con el mayor número de visitas posibles.

Independientemente del tema que se trate o de la razón social con la que nace un proyecto web, su principal objetivo es que genere tráfico, que la información tenga la mayor proyección posible entre los usuarios.

Para conseguir que una página cuente con miles de visitas cada día, se deben cumplir con diversas tareas, que van desde el diseño y desarrollo del portal, la generación de contenidos, y hasta su posicionamiento en buscadores como Google.

Es un proceso que involucra a profesionales de diversas ramas de la comunicación, el diseño, la programación y el marketing. Cada uno aporta un grano de arena para que los portales tengan la mejor exposición posible.

Ganar visualización

Según los expertos de Smak Consulting, una agencia consultora con más de 20 años de experiencia en el mercado, el elemento principal para que una página web gane visualización es a través del posicionamiento web o SEO (Search Engine Optimization).

“Un buen posicionamiento web en los buscadores provocará un salto cuantitativo en las ventas de cualquier empresa. Es por ello que nos especializamos en esta área, que concentra el 90% de lo que hacemos”, explican los especialistas sobre el Posicionamiento Web.

Además, la empresa ofrece asesoramiento gratuito para cualquier compañía que requiera información sobre cómo ganar tráfico web.

Otro factor vital para que un portal sea visitado continuamente es que debe mantener un contenido renovado, fresco y de calidad.

El consumo de información en Internet es prácticamente insaciable, por lo que los usuarios buscan nuevas apuestas editoriales para mantenerse al día con las últimas tendencias de la moda, la música o las noticias.

Al generar contenido también se comienza a construir una credibilidad online que debe ser conservada como capital de la marca.

Esta se debe mantener en un nivel alto para conquistar la aceptación de los usuarios, que valorarán los esfuerzos por la producción del contenido, ya sea texto, imágenes, vídeos o infografías.

Comercialización efectiva

A veces, los proyectos digitales se basan en la puesta en marcha de tiendas online que desean comercializar diversos productos o servicios. La intención de la marca es darse a conocer y promocionar ofertas para generar ingresos.

Se trata del comercio electrónico, que aprovecha las ventajas de Internet para exhibir sus artículos en un escaparate que funciona las 24 horas y que cuenta con exposición internacional.

Un ejemplo exitoso de este tipo de portales es el de la empresa Home & Fashion, una página dedicada a la venta de productos para el hogar, como juegos de sábanas, edredones, colchas, toallas y almohadas.

Desde su sitio web outlethf.com, la compañía ha sabido posicionarse con las ventas con descuentos, siempre garantizando precios de fábrica. Además, la corporación cuenta con una sección de outlet, con lo que los compradores pueden ahorrar mucho más dinero.

La empresa distribuye las mejores marcas del mercado en su portal y garantiza una compra segura en todo el proceso.

Recopilar información

Hay portales que, por el contrario, no se dedican a vender productos, sino que utilizan su espacio para promocionar los servicios que ofrecen terceras páginas.

En estos casos, las empresas recopilan la mayor cantidad de información posible sobre lo que se desea publicar y, a continuación, comparten el contenido online para presentar una guía práctica del servicio que se ofrece.

Así sucede con la página web Creditosrapidos10min, en la que se ha elaborado una completa guía sobre los créditos rápidos o los préstamos rápidos que cualquier usuario puede solicitar a través de la web.

En su portal creditosrapidos10min.com, se encuentra disponible una guía actualizada sobre las empresas que se dedican a gestionar las solicitudes de los usuarios a la hora de requerir un crédito urgente debido a una situación inesperada.

Este tipo de financiación es de rápida aprobación y todo el proceso se realiza online. Una gran ventaja si se compara con el tiempo que emplearía realizar la misma solicitud en la banca tradicional.

La inmediatez es su principal ventaja, ya que, una vez cumplidos los requisitos, la respuesta a la solicitud se puede obtener en solo unos minutos. Los mini créditos online se aprueban, por lo general, en 10 minutos y pueden alcanzar una cifra de hasta 1000 euros.

Cada servicio exige diversos requisitos, que pueden ir desde la identificación personal, contar con una cuenta bancaria, ser mayor de edad y tener activo un correo electrónico. Con el paso de los años, y gracias a la innovación tecnológica, este tipo de portales sigue ganando tráfico entre los usuarios.

Otro método muy empleado para llevar tráfico a la web es a través de las redes sociales.

Plataformas como Facebook, Twitter, Instagram o Pinterest, entre otras, son utilizadas para contribuir a que las cifras de visitas suban gracias al contenido que se comparte en estos servicios.

Debido a que cada una tiene características particulares, las marcas deben analizar cuál de las redes sociales es más favorable para el tipo de negocio que desarrollan, ya que no es lo mismo compartir contenido a través de Instagram que por medio de Twitter.

Llevar tráfico a una página web es un trabajo que requiere tiempo, y debe ser monitorizado para identificar cuáles de las estrategias han funcionado y cuáles deben ser replanteadas para obtener un mejor resultado.