6246822wCopenhague, 10 may (EFE).- La edición número 59 del festival de Eurovisión comenzó hoy en Copenhague a ritmo de rock y con un guiño al gigante asiático en forma de varias frases en chino en la presentación, en el inicio de una noche que promete ser la más incierta de los últimos años.

La representante española, Ruth Lorenzo, actuará en el puesto decimonoveno, entre Finlandia y Suiza, con su balada “Dancing in the rain”, que aspira a entrar entre los diez primeros.

Entre las favoritas al triunfo en Eurovisión 2014, Armenia saldrá la séptima; Austria, undécima; Suecia, decimotercera y Holanda, antepenúltima de los 26 finalistas.

Tras la presentación inicial, arrancó el turno oficial de actuaciones, que comenzó con la ucraniana Mariya Yaremchuk y su tema “Tick-Tock”.

Unas 11.000 personas llenan las gradas de los pabellones B&W de Copenhague para asistir en directo a una gala que se calcular será vista por unos 180 millones de personas en todo el mundo.